Intensifican las relaciones comerciales con EEUU para bajar el déficit y destrabar exportaciones

En las últimas 48 horas, hubo tres encuentros clave que marcarán la relación comercial entre Argentina y Estados Unidos. A cambio, desde EE.UU. miran los sectores estratégicos con los que cuenta el país, como alimentos y energía.

El Gobierno, a través de la Cancillería, busca afianzar las relaciones comerciales con Estados Unidos. Solo en las últimas 48 horas se llevaron a cabo tres encuentros clave en los que Argentina busca bajar el déficit comercial, a través del aumento de las exportaciones, e incrementar las inversiones en sectores estratégicos, como Vaca Muerta y el litio.

Este miércoles, se realizó una reunión a puertas cerradas del Acuerdo Marco de Comercio e Inversiones entre Argentina y Estados Unidos, algo que no ocurría desde 2018, en donde se plantearon pedidos puntuales desde ambos lados. Luego, se habilitó por primera vez la puesta en marcha de la exportación de frutas (arándanos y cerezas) a Estados Unidos. Este jueves, la Cancillería cedió el Palacio San Martín para que se lleve a cabo el Foro empresario Argentina-Estados Unidos, realizado por la Cámara de Comercio de Estados Unidos (Amcham). “Es una verdadera síntesis de la estrecha relación bilateral entre ambos países”, aseguró el canciller, Santiago Cafiero.

Acuerdos comerciales

En una serie de encuentros a puertas cerradas, entre el miércoles y jueves en Cancillería se llevó adelante el Acuerdo Marco de Comercio e Inversiones entre Argentina y Estados Unidos. Estuvo liderado por el Ministerio de Relaciones Exteriores, a través de funcionarios como Cecilia Todesca, secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, y Ramiro Ordoqui, subsecretario de Negociaciones Económicas Multilaterales. Del lado estadounidense, la misión estuvo encabezada por Daniel Watson, representante comercial para el hemisferio occidental.

Es la tercera vez que se realiza un encuentro de este tipo. El último había sido en 2018, y luego fue interrumpido, en gran parte por la pandemia. En septiembre de este año, el gobierno argentino pidió retomarlo. “Estamos en un muy buen momento de relaciones”, contó una fuente oficial. Según pudo averiguar Ámbito, la Cancillería llevó tres pedidos relacionados al comercio exterior y en los próximos 20 días esperan que se comience una hoja de ruta con resoluciones concretas.

Por un lado, ampliar el cupo de exportaciones de carne, hoy en 20 mil toneladas. Por otro, destrabar algunos productos puntuales, como los limones y el biodiésel, para que puedan ingresar al país. Finalmente, se pidió poner la lupa en todas las acciones judiciales que tiene Estados Unidos en la Organización Mundial de Comercio (OMC), como por ejemplo de dumping: Cancillería estima que un tercio de las exportaciones que podrían ingresar a ese país no llegan debido a estas acciones.

El objetivo es bajar el déficit comercial que tiene Argentina con EE.UU. Solo en bienes, fue de casi u$s 1000 millones en 2021, y con servicios prácticamente se duplica, según fuentes oficiales. Además, en Cancillería mostraron a la delegación estadounidense las áreas estratégicas para realizar inversiones: litio, hidrógeno y energías renovables, de cara a la transición energética, y Vaca Muerta, en un contexto de crisis energética global.

Del otro lado, Ámbito consultó qué se pide a cambio: según fuentes oficiales, el “incentivo” más fuerte es poder tener seguridad a la hora de abastecerse de los recursos que va a necesitar el mundo, y que Argentina tiene. Además, hubo preguntas acerca de la falta de marcos regulatorios en estos sectores estratégicos, en donde la respuesta fue que están en plena redacción (como es el de hidrógeno). Por supuesto, no faltaron los comentarios acerca de las dificultades para girar divisas que tienen las empresas estadounidenses en Argentina, ya sea para dividendos, o repago de créditos. También de estos encuentros participó un funcionario de la Secretaría de Comercio, que explicó cómo funciona el nuevo sistema de importaciones SIRA.

Foro empresario de Amcham

Este jueves, en un auditorio lleno de ejecutivos se llevó a cabo el Foro Empresario Argentina-Estados Unidos, organizado en el Palacio San Martín por la Amcham, titulado “Repensando las cadenas globales de valor”. En la apertura, el canciller Santiago Cafiero habló de “robustecer la relación bilateral” y dijo que la agenda es tan rica que abarca “de punta a punta desde las economías regionales hasta el desarrollo de tecnología nuclear”.

De hecho, Cafiero recordó el momento en que conoció a Marc Stanley, embajador de EE.UU. en Argentina, quien se encontraba a su lado: “Cumplió un rol importante de poder facilitar acuerdos cuando se negociaba con el FMI”. Y luego afirmó: “Argentina mostró que no nos interesa representar un modelo de default, sino de desarrollo y trabajo”. Sobre la temática de las cadenas globales de valor, Cafiero aseguró que el paradigma se rompió en la pandemia, con posibilidades de la relocalización de empresas. “Vemos gran positividad para Argentina y Estados Unidos de integrar estas cadenas, hacerlas más cortas y seguras, y tener un rol en este debate, no queremos ser el eslabón de la cadena en materias primas, porque no incluye a 40 millones, queremos agregar ciencia y tecnología”.

A su lado, se encontraba Facundo Gómez Minujin, presidente de Amcham y del banco JP Morgan, quien reveló que fue una idea de Cancillería realizar allí la reunión. “La sala llena es el resultado de eso”, afirmó, y agregó: “Argentina tiene un potencial único en este momento”. También arriba del escenario el embajador Stanley, en un discurso en un inglés, aseguró que “Argentina tiene mucho que ofrecer” en la seguridad energética y alimentaria. “Se puede cumplir la demanda global desbloqueando el potencial de Vaca Muerta, lo podemos hacer con ustedes para desarrollar los recursos”. Y hasta aprovechó el discurso para hacer un chiste: “Tenemos cosas en común, a ambos nos fue bien en el Mundial esta semana, me pone nervioso si nos tenemos que enfrentar, me voy a tener que mudar a Brasil”.

Luego se llevaron a cabo cuatro paneles, sobre seguridad energética, electromovilidad, economía del conocimiento y la nueva agroindustria. Hablaron ejecutivos de peso, como Daniel de Nigris, CEO de Exxon Mobil, Pablo Iuliano, CEO de YPF, Federico Ovejero, vicepresidente de General Motors, Néstor Nocetti, cofundador de Globant, Víctor Valle, representante de Google y Fernando García Cozzi, de Cargill Argentina. La conclusión generalizada que se desprendió de los discursos es que consideran que los mayores desafíos para Argentina son la falta de infraestructura y garantizar seguridad jurídica.

https://www.ambito.com/

Comparte:

Noticias relacionadas