Inversores buscan refugio en el oro y bonos del Tesoro de EE.UU.

Por la búsqueda de refugio, el precio del oro se disparó un 1,6% ayer, hasta los USD1.674 la onza troy, tras haber tocado un máximo en siete años de USD1.688 durante la rueda.

Los inversores también tratan de cubrirse del derrape generalizado que impulsó el incremento de los casos de coronavirus fuera de China con bonos del Tesoro de los Estados Unidos, considerados como los activos más seguros del mundo, y llevaron su tasa a mínimos históricos (cuando sube la demanda -y por ende su precio- baja su rendimiento).

El retorno de los «treasuries» a 10 años cayó 11,6 puntos básicos ayer, a 1,3538%, después de tocar el 1,352% a media jornada, su menor nivel desde 2016. En tanto, la tasa de los títulos a 30 años bajó hasta un piso récord de 1,811%, para finalmente cerrar con una merma de 10,5 puntos básicos, a 1,8122%.

La inversión de la curva entre los rendimientos de las bonos del Tesoro estadounidense a tres meses y 10 años se amplió, lo que indica que el mercado espera una recesión.

BAE Negocios


Related posts