La actividad industrial cayó a su número más bajo en la serie histórica y prevén duplicación en el cierre de fábricas

Entre los industriales hay coincidencia: en mayo una enorme cantidad de empresas está en serios problemas para pagar sueldos. Según la UIA, en marzo sólo el 12% no pudo hacerlo y en abril ese número trepó al 44%. La ayuda estatal en forma de créditos al 24% y salario complementario, sostienen desde las fábricas, está teniendo serias dificultades para llegar a las más necesitadas.

Lo explicó el presidente de la Asociación de Industriales de Buenos Aires (Adiba), Silvio Zurzolo: «El 50% de nuestras empresas no va a poder pagar sueldos en mayo. Hay dos problemas este mes, más allá de la apertura a nuevos sectores: si la cadena comercial permanece cerrada, a quién se le van a vender los productos. Vamos a producir para dejar los productos en un galpón. Por otro lado, el gran problema es que muchas empresas se inscribieron al salario complementario y no les dieron respuesta. No es que no cargaron el CBU. Eso viene después de que las aprueban y a muchas nunca les respondieron. Sabemos que este año muchas empresas van a desaparecer. En un año normal se dan de baja 80.000 CUIT y de alta 90.000. Este año será el doble de bajas y es difícil pensar en que haya tantas empresas nuevas«.

Coincidió el presidente de Industriales Pymes Argentinos, Daniel Rosato: «Apoyamos que se reabran sectores en mayo. Pero estamos hablando de que el 15% o hasta el 20% de las empresas no llegan vivas. El financiamiento al 24% se movió, como muestran los números, pero sólo para las empresas mejor calificadas, que son las que no lo necesitan. Y el salario complementario no está llegando al 50% de las empresas, porque AFIP no los autoriza. Al estar rota la cadena de pagos, cuando se abran sectores vamos a estar abriendo la canilla pero no va a haber agua».

El histórico dato de caída de 17% intermensual y 16,8% interanual en marzo fue publicado ayer por el Indec. En el mismo informe, la Encuesta de expectativas de los industriales mostró que el 74% espera que la demanda interna siga empeorando y que el 63% proyecta más caída en las exportaciones.

El presidente de la Unión Industrial de Buenos Aires (Uipba), Martín Rappallini, dijo a BAE Negocios: «La información que tenemos es que la apertura va a ser muy lenta. En el Conurbano, que es donde está el foco de peligro de contagio y a la vez el 50% de la industria del país, la van a administrar los intendentes y están ralentizando el proceso. Una vez que reabra, algunos sectores van a seguir muy complicados. ¿Cuándo va a empezar a comprar zapatillas, ropa, electrodomésticos y otros productos menos esenciales la gente? Hoy el auto está dando vueltas en el aire y tenemos que esperar que pare para poder calcular el daño y cómo salir«.

El desplome de marzo es histórico y se dio tras 22 meses de deterioro industrial (el último diciembre fue la excepción). El pésimo mes de la construcción generó un 40,7% interanual de caída en los minerales no metálicos, de 30% en la siderurgia, y junto a Vaca Muerte conspiró para una de 34,2% en los productos del metal. Maquinaria y equipo perdió 24,7%, vehículos automotores 34,9%, prendas de vestir cuero y calzado 37,9%. Incluso alimentos y bebidas mostró un deterioro de 2%.

Bae Negocios


Related posts