La actividad y el consumo siguieron estancados en julio

Si bien a mediados de año el Gobierno dio un volantazo en la política fiscal y también en la de ingresos, todo indica que el impacto en la actividad económica llegó con mucha moderación a las PASO. Luego del salto de 2,5% en junio, las estimaciones privadas no llegaron a ver movimientos que hicieran saltar nuevamente el amperímetro del PBI durante julio, que mostró cierto amesetamiento en niveles cercanos a los de la previa a la llegada de la pandemia. En particular, el consumo siguió arrojando datos flojos.

Justamente, las que muestran un flojo desempeño al buscarles una base de comparación más alta que el deprimido 2020 son las referidas al consumo. Ahí, al comparar con 2019 aparecen las caídas que muestran que el ajuste fiscal de la primera mitad de 2021 y las paritarias que recién iniciaron la pauta de más de 45% a partir de junio, siguen con impacto negativo.

Así, el indicador de consumo minorista de CAME, por ejemplo, registó una contracción de 10,6% en comparación con julio del 2019. En la misma línea, el patentamiento de autos se contrajo 35% en ese mismo período. Y la recaudación de IVA, aunque desaceleró su deterioro, cayó 4,2%.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:
Aumento salarial anual total: los docentes universitarios acordaron mejora del 47%
El acuerdo paritario fue alcanzado por «unanimidad» e incluyo a los docentes nucleados en Fatun
El FMI nombra al brasileño Ilan Goldfajn en un cargo clave para Argentina
Ilan Goldfajn negociará el préstamo con Argentina
Desde el lado de la oferta la cosa es distinta. La producción de autos creció 114% en comparación con julio del 2019. Los despachos de cemento subieron 4,3% y el Índice Construya 22%. La industria mejoró su producción 5,6%.

El Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala (ITE-FGA) publicó su Índice Mensual de Actividad (IMA), que reflejó una suba de apenas 0,1% respecto a los niveles del mes previo y libre de factores de estacionalidad. En ese sentido, cabe destacar que julio es un mes de vacaciones y aguinaldo, lo que tiene un impacto positivo en términos del ingreso disponible.

Desde ITE-FGA señalaron: “Al observar el indicador en frecuencia mensual sin estacionalidad se advierte que en julio la economía se incrementó un 0,1% respecto a junio, consolidando el amesetamiento en torno a los niveles alcanzados en los meses previos al ASPO 2020”. Y es que el IMA del ITE-FGA ya volvió a niveles similares a los de febrero del año pasado, en un virtual empate. En el caso del Emae del Indec, en cambio, todavía se registra una contracción de 2,2%.

Así, desde el mazazo de marzo y abril del 2020, la economía mostró cierta recuperación y de hecho la variación interanual del IMA registró un crecimiento de dos cifras. Desde ITE-FGA detallaron: “En el séptimo mes del año la economía se incrementó un 10,8% respecto del mismo mes de 2020, marcando aun crecimientos que se explican por la baja base de comparación. El acumulado de estos siete meses de 2021 resulta en un crecimiento de 10,9% anual”.

Y agregaron: “La dinámica del julio refleja una tendencia de evidente mejoría en casi todos los componentes del IMA. Como ocurre en los últimos meses, sin considerar los préstamos comerciales en términos reales que se contrajeron un 17%, todos los indicadores reflejan un crecimiento respecto a julio 2020. Sin embargo, la baja base de comparación dificulta el análisis en la mayoría de los casos”.

Baenegocios.com


Related posts