La industria sigue afectada por la pandemia

Casi la mitad de la industria nacional no operó con normalidad en agosto. Ese número no se explica por la falta de autorización formal de parte de los gobiernos sino en primer lugar porque el personal involucrado no pudo presentarse a trabajar a causa de la pandemia y, en segundo lugar, por la falta de demanda. Los sectores que mejor se desempeñaron fueron alimentos, bebidas y tabaco; madera, papel y edición y refinación de petróleo, mientras que entre los más afectados están textil y prendas de vestir, equipos e instrumentos y productos metal y maquinaria y equipo. Estos datos fueron publicados este viernes por el Indec.

En agosto, un 54,1 por ciento de los establecimientos manufactureros operó de forma normal, mientras que el 45,9 por ciento restante declaró que no pudo funcionar regularmente. La mitad de los que no operaron con normalidad estuvieron habilitados para operar, pero no pudieron contar con el personal necesario por el aislamiento obligatorio. Una cuarta parte de lo que contaron problemas estuvo habilitado para operar, pero no tuvo pedidos suficientes.

Las dificultades en la movilidad y en la demanda son congruentes con los datos de producción. La actividad industrial registró en agosto una caída del 7,1 por ciento en relación al mismo mes del año pasado, con lo cual empeoró la tendencia registrada en junio y julio, que tuvieron bajas del 6,4 y 6,6 por ciento, respectivamente. Además, la merma del 0,9 por ciento en relación a julio implicó una desmejora relativa en relación a los meses previos, ya que en mayo, junio y abril se habían registrado avances en la comparación mensual. Los números oficiales indican que la industria manufacturera aún permanece un 7,3 por ciento por debajo de los niveles previos a la pandemia.

“Se observó en agosto un incremento de la proporción de locales manufactureros que declaró que la principal causa fue la falta de personal como consecuencia del aislamiento”, indicó este viernes el Indec.

Los locales manufactureros que estuvieron sin actividad productiva en agosto se concentraron en el rubro de textiles, prendas de vestir, cuero y calzado, con un 13,1 por ciento de los locales sin actividad productiva, mientras que otros equipos, aparatos e instrumentos registró un 4,1 por ciento de los locales sin actividad productiva. “En este último caso, se registró el cierre temporal de plantas productivas como consecuencia de la emergencia sanitaria, situación que afectó particularmente a los fabricantes de celulares y televisores”, detalla el informe oficial.

En los sectores de alimentos, bebidas y tabaco, el 74 por ciento de los establecimientos operaron con normalidad. Le siguen madera, papel, edición e impresión (66 por ciento) y refinación del petróleo, químicos, productos de caucho y plástico (62 por ciento).

Entre los locales manufactureros que operaron normal o parcialmente en agosto, los principales problemas manifestados fueron financieros. En particular, se detectó gran cantidad de empresas con dificultades en el acceso al crédito, extensión de los plazos de pago de los clientes y cheques rechazados.

Otro de los problemas que se registraron de manera relativamente extendida entre las industrias que operaron normalmente es la caída de la demanda externa. Según el informe de comercio exterior, en agosto las exportaciones de manufacturas de origen industrial registraron una baja interanual del 26 por ciento. Las caídas mas fuertes se verificaron en calzado (-50 por ciento), embarcaciones (-49), manufacturas del caucho (-46), autos (-41), , metales comunes (-38,8), manufacturas de piedra, yeso y vidrio (-38,5) y manufacturas del cuero (-33,3).

La caída de la demanda interna es un fenómeno que en primer lugar afectó a la industria del mueble, aparatos e instrumentos y productos de metal, maquinaria y equipos, en donde entre el 50 y el 60 por ciento de los empresarios advirtieron que enfrentan problemas de demanda en un nivel medio y alto.

Página12.com


Related posts