La inversión volvió a crecer luego de un semestre en pausa

El informe de política monetaria del Banco Central, que se conoció este lunes, mostró que la inversión «se recuperó significativamente y presentó una mejora trimestral de 7,7%» entre septiembre y diciembre de 2021, es decir, respecto a los tres meses previos. El Indec publicará los números oficiales este miércoles.

«Dicha suba respondió a un incremento de la inversión en equipamiento durable tanto de origen importado como nacional y, en menor medida, de la construcción«, explicó la entidad dirigida por Miguel Pesce.

El BCRA estimó que el consumo público y privado también creció en el cuarto trimestre. Esto estuvo dado por «la evolución de la masa de ingresos de las familias», específicamente, las «mejoras en los niveles de empleo, tanto formales como informales, en un contexto de normalización progresiva de actividades de servicios» tras los cierres por la pandemia.

Así, el consumo continuó con la tendencia al alza que había mostrado en el trimestre previo, cuando a niveles intertrimestrales, según el mismo informe, el consumo privado había subido un 2,8% (12,1% interanual) y el consumo público había aumentado un 3,4% (11,5% interanual).

Subieron el consumo y la inversión

Sin embargo, la novedad es que la inversión presentó en el cuarto trimestre un rebote positivo, luego de haber bajado un 1,2% en el tercero y de un semestre completo de estancamiento.

Desde que comenzó la pandemia, la recuperación económica estuvo traccionada principalmente por el aumento de la inversión hasta el primer trimestre de 2021. En ese momento se estancó para luego decrecer levemente, como muestran los datos del tercer trimestre, por lo que la actividad económica continuó en alza, pero esta vez impulsada por el consumo. Para los últimos meses del año pasado, estos dos indicadores parecen haberse por fin puesto a la par, en línea con la paulatina normalización económica.

Otro dato relevante del informe del BCRA es que en el cuatro trimestre se registró un dato negativo también en las exportaciones. «Las cantidades exportadas de bienes registraron una caída trimestral (-9% sin estacionalidad), mientras que los volúmenes importados de bienes se incrementaron 9,7% en términos desestacionalizados», precisó la entidad monetaria.

El Estimador Mensual de la Actividad Económica ( EMAE) del Indec ya había anticipado una evolución favorable en el cuarto trimestre de 2021, cuando el indicador creció un 1,7% respecto a los tres meses previos. Sin embargo, el organismo estadístico no había precisado si esta dinamización se debió al consumo, a la inversión o a algún otro indicador.

Moderación del crecimiento de la actividad para 2022, según el mercado

Luego de terminar el último año con un fuerte crecimiento rebote del 9,8% tras el parate dado por la pandemia, para 2022 los analistas de mercado proyectan una suba de la actividad económica más moderada, del 3,2%, según el REM de febrero elaborado por el propio BCRA, en el marco del acuerdo con el FMI. Aun así, el relevamiento fue hecho entre el 22 y el 25 de febrero, por lo que es probable que todavía no considere plenamente el impacto de la guerra en Ucrania.

De cualquier forma, la tendencia anticipada por el mercado se da con altibajos: para el primer trimestre se prevé una suba de apenas el 0,7% y luego una caída del 0,3% en el segundo. El crecimiento recién llegaría para fin de año, ya que para el cuarto trimestre se proyecta un crecimiento de la actividad del 1,7%.

Baenegocios.com

Comparte:

Noticias relacionadas