La plata tiene un año excepcional, aunque baja su producción y aumenta la demanda

El oro ha sido el metal precioso que ha recibido toda la atención a medida que los inversores se apiñaban en el activo de refugio seguro tras las consecuencias económicas de la pandemia. Pero la plata también ha tenido un año excepcional, con una ganancia de casi el doble que la del oro, según informaciones de Bloomberg. El aumento se debe al debilitamiento del dólar estadounidense, la caída de los tipos reales y las tensiones geopolíticas, todo lo cual motiva a los inversores a buscar refugio en los metales preciosos.

Además, el futuro inmediato del uso masivo de la plata a nivel industrial hará del metal precioso un codiciado objeto de deseo si nos atenemos a las afirmaciones del director de Noble Gold recogidas por Amanda Stutt.

Colin Plume, fundador y director ejecutivo de la correduría de metales preciosos Noble Gold, con sede en Los Ángeles, Estados Unidos, dijo recientemente que, antes de la pandemia, vio a los inversores comprar oro y plata en una proporción de 60/40, pero ahora la compra es casi de 50/50, igualándose el ratio. “Hemos visto un repunte bastante agresivo en nuestro negocio desde el cierre, más del 30% desde marzo”, comentó.

Como dato actualizado, la plata bajó un 0,4% el lunes 7 de septiembre hasta los 26,87 dólares la onza después de alcanzar un máximo de 29,13 dólares el 10 de agosto.

“Cuando llegó la Covid-19, la plata estaba en el rango de los 15 dólares y tuvo un retroceso inmediato debido a la fortaleza del dólar, a fines de marzo, principios de abril. Bajó hasta los 13,92 dólares para subir después hasta los 29 dólares, una carrera bastante meteórica y sin precedentes para un calendario de cuatro a cinco meses”, dijo Plume.

Plume cree que a medida que la economía se recupere, habrá más espacio para la apreciación del precio de la plata, especialmente porque este año el estado de California comenzó a exigir que todas las nuevas construcciones incluyan paneles solares, para los cuales la plata es un componente importante.

“Es probable que otros estados sigan su ejemplo a medida que los paneles solares bajen de precio y el uso se generalice”, dijo Plume, ya que California tiende a establecer el estándar para la ley de bienes raíces de Estados Unidos.

Plume dijo que es difícil adquirir plata actualmente porque la producción se redujo debido a la pandemia.

Entre las actividades mineras afectadas por la Covid-19, la producción de plata ha sido la mayor víctima.

«Creo que todo esto hará subir el precio de la plata y la demanda física en el sector minorista«, dijo Plume. “El reciclaje de plata todavía no está donde debe estar, por lo que te obliga a concentrarte en sacar más del suelo, y creo que cada vez es más difícil hacerlo”.

«Vamos a seguir viendo esa escasez en el lado industrial, y sé que en el lado minorista, destacaron situaciones como la falta de entrega al público y proveedores de las monedas bullion de la Royal Canadian Mint y de la US Mint que no estuvieron disponibles durante muchos meses debido ala pandemia«.

La plata todavía está muy por debajo de su máximo histórico de 49,52 dólares alcanzado el 1 de abril de 2011, pero desde entonces el aumento del metal en el uso de la industria electrónica ha subido considerablemente.

Si bien gran parte de la industria se está recuperando, algunas minas han tenido que cerrar nuevamente a medida que aumentan los casos de la Covid-19. El Silver Institute ahora predice un déficit de mercado por primera vez en cinco años.

El mundo ha visto una disminución del 13% en la producción extraída en las minas de Hispanoamérica este año, y la oferta global se reducirá un 7,2%. Lo que supone 67 millones de onzas menos que saldrán de la región, cantidad suficiente de plata para fabricar unos 100 millones de paneles solares con destino a edificios y viviendas en California.

Oroinformacion.com


Related posts