La producción industrial bajó 1,8% en julio: los sectores que cayeron y los que traccionaron

A diferencia del rebote que había mostrado el sector industrial en junio con un crecimiento mensual del 10,5% respecto a mayo, lo que significó que la producción se ubique a niveles un 9,4% por encima de febrero de 2020, en julio la producción industrial recortó el ritmo de recuperación y cayó un 1,8%.

Así surge del Índice General de Actividad (IGA) del centro de estudios económicos de Ferreres y Asociados que midió para el séptimo mes del año un declive de 1,8% respecto a junio, pero un crecimiento de 8,2% contra el mismo mes del año anterior. Este martes, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) difundirá el valor oficial del Índice de Producción Industrial (IPI).

«La actividad muestra un comportamiento errático, volviendo a exponer en julio un declive luego de la recuperación de junio», definió el informe de la consultora.

Y profundizó: «Si bien la actividad parece haber encontrado un techo, y muestra dificultades para superar los niveles que mostraba antes de la pandemia, esperamos para lo que resta del año una leve tendencia positiva impulsada por la mejora esperada en el consumo interno, el impulso propio del año electoral y el avance de la vacunación».

La construcción fue uno de los segmentos que más se destacó en el mes. Los despachos de cemento fueron de más de un millón de toneladas destacándose los despachos a granel, consistentes con la mayor licitación de obras públicas.

En cambio, los indicadores de construcción privada mostraron altibajos, aunque se sostienen en niveles elevados. Otro, fue el comercio impulsado por las políticas de consumo como el Ahora 12. Tuvo un avance de 20,6%.

La caída de 1,8% de julio fue consecuencia de bajas principalmente en dos sectores. Por un lado, el de agricultura y ganadería registró una merma de 6,9% contra el mismo mes del año pasado, los números negativos vienen principalmente del sector ganadero -afectado por el cepo a la exportación de carne- que tuvo una contracción interanual de 8,4% en julio.

Por otro lado, la industria manufacturera, se contrajo un 1,6% en relación a junio con principales bajas en el sector automotriz, el complejo aceitero y el de agroquímicos.

«Según indica el consumo energético prevemos que en julio haya una corrección de la actividad industrial, luego de la suba del mes previo. Es factible que los niveles de oferta industrial se vayan reacomodando, en la medida que los stocks se van normalizando y la demanda se mantiene estable», detalló Sebastián Menescaldi, director asociado de la consultora Eco Go.

Elcronista.com


Related posts