La senda de la nueva industria

Está orientada a personas mayores de 18 años con secundaria completa. Es un aporte para la formación de recursos humanos.

Con un enfoque pensado en la producción de la planta a escala, pero sin dejar de abordar su uso medicinal y los aspectos jurídicos de su regulación, se plantea la Diplomatura de Pregrado en Producción y Regulación del Cannabis, organizada por la Universidad Nacional de Rosario (UNR), el Centro de Estudios Interdisciplinarios (CEI) y la Fundación para los Estudios Internacionales (Funpei). Hasta mañana estará abierta la inscripción a la segunda edición de la diplomatura con modalidad virtual y cursado los sábados de 8 a 13. Se desarrollará en cinco módulos -investigación, medicinal, producción, jurídico y políticas públicas- que se dictarán a partir de clases semanales teóricas y teórico-prácticas durante seis meses y al finalizar habrá una evaluación final integradora. «Estamos haciendo un aporte para la formación de recursos humanos que quieran insertarse en alguno de los subsectores de la cadena de valor de la industria del cannabis, que entiendan cómo el mercado se va formando y se compone, y cuáles son los riesgos implícitos de este tipo de mercado», dijo a Rosario/12 el director de la Diplomatura, Bruno Hernández Cravero.

Destinado a profesionales y personas que se desempeñen en instituciones públicas, privadas y ONGs vinculadas a los diferentes usos de la planta de cannabis y sus derivados, y al público en general, la segunda edición de la Diplomatura en Producción y Regulación del Cannabis tiene como único requisito de ingreso ser mayor de 18 años y contar con título secundario. Excepcionalmente, se admitirán aquellas personas mayores de 25 años que no hayan finalizado sus estudios secundarios y se desempeñen en la actualidad en alguno de los distintos eslabones de la cadena agroalimentaria.

«El avance de la investigación y producción del cannabis augura un horizonte de efectos positivos de impacto considerable en la salud pública e individual de las personas, así como también abre la puerta a una economía productiva emergente con importantes perspectivas de crecimiento», plantearon los organizadores. En ese sentido, agregaron, la Diplomatura «pretende brindar un trayecto académico de formación interdisciplinaria que aporte al desarrollo de recursos humanos capaces de intervenir en los distintos eslabones de la cadena de valor del cannabis, contribuyendo así en la construcción de una legislación que posibilite la existencia de una industria cannábica pujante en Argentina y la región, regulando la actividad desde una perspectiva que pondere la salud y seguridad pública, la soberanía económica y los derechos humanos».

Hernández Cravero, biotecnólogo de la UNR y director de la Diplomatura, señaló que «la primera cohorte que salió en julio de este año se estuvo pensando desde el 2021 principalmente porque veíamos que mucha gente hablaba de cannabis medicinal y no se hablaba del tema de la producción de la planta a escala, esa fue nuestra hipótesis. Tuvimos más de 1.500 consultas y terminamos en 70 inscriptos porque queríamos que la primera cohorte fuera controlable, pero mucha gente quedó sin poder inscribirse y nos preguntaban si íbamos a repetir la diplomatura, y en base a eso lanzamos la segunda a partir del 15 de octubre».

«Estamos muy contentos porque eso indica que no sólo que nuestro diagnóstico era acertado si no que estamos haciendo un aporte para la formación de recursos humanos que quieran insertarse en alguno de los subsectores de la cadena de valor de la industria del cannabis, pero a su vez estos recursos humanos entiendan cómo el mercado se va formando y se compone, y cuáles son los riesgos implícitos de este tipo de mercado. Lo que buscamos en definitiva es que los recursos humanos que realicen esta diplomatura puedan bajar la curva de riesgo una vez iniciado su proyecto», agregó.

Según Hernández Cravero, encarar un proyecto en la cadena de valor del cannabis medicinal y la del cáñamo implica un alto riesgo, pero los motivos por los cuales son riesgosos son diferentes. «La industria del cannabis medicinal es más parecida a la famacéutica que a la agropecuaria, por lo tanto eso implica un montón de estandarizacciones, certificaciones, controles de calidad y análisis clínicos, mientras que a la del cáñamo, la cualidad que la hace riesgosa es su carácter incipiente y potencial», explicó el director de la Diplomatura.

El perfil de las personas interesadas fue muy diverso, en la primera cohorte había médicos, kinesiólogos, abogados, bioquímicos, farmacéuticos, veterinarios, productores, gente sin título universitario. «Lo que vimos es que el 55% de los alumnos ya tenían un proyecto que se vincula de alguna manera con la industria del cannabis, ofreciendo algún servicio o un bien que la cadena de valor toma, o incrustado en esa cadena de valor de manera horizontal, pero el 90% quería tener un proyecto relacionado a la industria del cannabis», sostuvo Hernández Cravero.

«Desde la diplomatura apostamos a que los ayude a desarrollar su proyecto y su idea, pero a su vez a todos les daba igual que el proyecto sea en la industria del cannabis medicinal o del cáñamo, que son dos mercados diferentes. Entonces, la primera cohorte no daba nada sobre el cáñamo y en esta segunda tenemos tres clases, una en el módulo jurídico y dos en el productivo, destinadas exclusivamente al cáñamo», describió.

Por su parte, la co-directora de la Diplomatura en Producción y Regulación del Cannabis organizada por la UNR, la abogada y especialista en derecho a la Salud y Bioética, Carina Mazzeo, explicó que todas las personas interesadas en la Diplomatura «están inquietas por saber hasta dónde se pueda llegar, cuál es el límite, qué es lo que está reglamentado y qué no. Tenemos una ley muy nueva, de mayo, y aún se encuentra sin reglamentar. Es una ley amplia, que tiene muchísimos artículos y mucho también por trabajar en la reglamentación».

Programa de contenidos y docentes

*Investigación en Cannabis y cannabinoides: Melisa Paola Bertero, Laura Rovetto, Bruno Hernández Cravero y Andrea Guzmán.

*Cannabis para uso medicinal: Esteban Serra, Santiago Moscariello, Laura Svetaz, Melina Di Liberto, Estefanía Butassi, Mónica Hourcade, Ignacio Cabezudo y Maximiliano Sortino.

*Producción de Cannabis y desarrollo industrial:  Carla Marcela Arizio, Andrés López, Jeremías Lachman e Ignacio Hernandez.

*Aspectos Jurídicos de la regulación del Cannabis: Carina Mazzeo, Julia Canet y Agustina Facciuto.

*Políticas públicas y regulación de Cannabis: Diego Olivera, Andrés Rolandelli, Violeta Guitart, Germán Herrera Bartis y Mariano Furlotti Barros.

https://www.pagina12.com.ar/

Comparte:

Noticias relacionadas