La suba del oro le aportó USD1.200 millones a las reservas del BCRA

La búsqueda de refugio a nivel mundial en el oro, en un contexto en el que la pandemia arrasó la economía global y disparó la incertidumbre, resultó una buena noticia para las reservas del Banco Central, en momentos en los que la autoridad monetaria se está viendo obligada a vender divisas para evitar que el dólar se salga de los límites de su estrategia de microdevaluaciones.

Por el rally en el precio del metal precioso, la autoridad monetaria lleva sumados poco más de USD1.200 millones en lo que va del año. De acuerdo al balance semanal del Central, la porción de reservas internacionales en oro pasó de USD2.617 millones el 31 de diciembre de 2019 a USD3.894 millones el 31 de julio pasado.

La suba ayuda a contrarrestar los más de USD300 millones (según cálculos del mercado) que lleva vendidos el BCRA en las últimas seis ruedas para abastecer la demanda de bancos e importadores en la plaza mayorista.

Las reservas internacionales se ubicaron este miércoles en USD43.375 millones, según informó la entidad monetaria. Acumulan una baja de USD12 millones en lo que va del mes.

Tras lograr recuperar reservas en junio, a partir de julio el BCRA volvió a ser vendedor neto de divisas en la plaza mayorista. Es que las expectativas de devaluación aún se mantienen sostenidas, tal como refleja la brecha cambiaria ancha.

Se espera que el acuerdo al que se llegó con los bonistas el martes, que permitirá reestructurar cerca de USD65.000 millones de deuda externa, ayude a achicar la distancia entre el dólar oficial y los paralelos. Por lo pronto, tras perder 8 pesos el martes, el blue hoy recuperó 1, mientras que los dólares financieros retomaron su sendero alcista.

En la plaza mayorista, en tanto, el BCRA tuvo que vender cerca de USD50 millones para satisfacer la demanda de las empresas ante el faltante de oferta genuina.

Sin techo

El oro marcó un nuevo máximo histórico por encima de los USD2.000 este miércoles y en el mercado anticipan que todavía le queda largo trecho para continuar subiendo en medio de una crisis global que aún está lejos de su desenlace.

De hecho, los analistas de Bank of America pronostican que el metal precioso podría alcanzar los 3.000 dólares en 18 meses.

En lo que va del año, el oro acumula un alza de 34,5%, lo que lo llevó a convertirse en uno de los activos de mejor desempeño de 2020. Sólo en las últimas dos semanas, su precio subió 200 dólares, empujado por la debilidad del dólar y la caída en las tasas de los bonos del Tesoro de Estados Unidos.

El martes había logrado romper la barrera de los USD2.000, luego de que legisladores demócratas y republicanos en EE.UU. se mostraran más cerca de un acuerdo para lanzar nuevas medidas de estímulo para la economía, que inyectarían más dinero en un mercado rebosante de liquidez.

Baenegocios.com


Related posts