La UIA aseguró que el 40% de las empresas no sobrevive si sigue la cuarentena

El Centro de Estudios UIA publicó el informe Impacto del Covid en empresas III, con datos a partir de una encuesta realizada entre el 3 y el 10 de junio. El informe remarcó que «con la habilitación de actividades y la puesta en marcha de protocolos para la producción en varias regiones y sectores de actividad, el panorama productivo mostró una leve recomposición respecto de los relevamientos previos».

Pero aún así arrojó datos complicados, de la mano de una baja en el consumo, que es relativamente independiente de lo que ocurra con la oferta, y de unas obligaciones salariales a las que ahora se les suma el impacto del aguinaldo. Además, la propia lógica de una crisis, que completará cuatro meses golpeando de lleno al sector (sin contar los casi dos años consecutivos de caída previa por la crisis cambiaria), tiene un factor acumulativo que va complicando cada vez más.

Lo destacó el propio informe: «A tres meses de iniciada la pandemia, los problemas económicos y operativos se van acumulando. Además, las perspectivas de las empresas muestran la profundización de algunas problemáticas». Para el 2020 se proyecta una contracción de entre 12% y 15% para la industria. Ese desplome se monta sobre los de 2018 y 2019, de 5% y 6,3%, respectivamente. Entre los tres años la producción del sector sufrirá un desplome de casi 25%.

Sobre el total de empresas encuestadas por la UIA, un 21% continúa inactivo por las medidas de aislamiento. Pero, además, sólo un 17% produce al nivel previo a la pandemia. El 33% de las empresas enfrenta caída de las ventas por encima del 60% y otro 29% tuvo contracciones entre el 30% y 60%.

A la baja de las ventas se le suma una suba en los costos por dificultades logísticas: 54% tiene dificultades para abastecerse de insumos en el mercado local, 39% encuentra inconvenientes para garantizar el traslado del personal y 28% reportan impedimentos en el acceso a insumos importados por los cambios normativos.

Con todo, el 38,1% de las empresas sostienen que están en riesgo de no sobrevivir a una potencial cuarentena que se extienda hasta septiembre. 

Hasta acá, aunque parciales y lentas, las medidas oficiales tuvieron buena acogida: el ATP y las suspensiones permitieron que sólo el 3% de las empresas no pudiera pagar los salarios de marzo (aunque el 41% se atrasó con los impuestos). El problema, para el 50% de ellas, será el medio aguinaldo. Además un 52% accedió a los nuevos créditos para salarios y capital de trabajo.

BAE Negocios


Related posts