Lanzan blanqueo para invertir en construcción y nuevos créditos hipotecarios

El ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció el envío de dos proyectos de ley para exteriorizar fondos no declarados, que podrán hacerse tanto en pesos como en moneda extranjera, así como la creación de una agencia hipotecaria y nuevas facilidades impositivas para quienes quieran invertir en el rubro.

Lo cierto es que el texto que ingresó al Congreso deja abierta la puerta para que los contribuyentes puedan ir a las cuevas a desprenderse de los dólares y de esta manera abastecer la oferta del «blue», o bien ingresar los fondos en divisas y después volcarse al «MEP» para obtener una tajada significativamente mayor que si lo hicieran en el oficial.

Los costos de la construcción medidos en billete verde vienen en retroceso desde las rondas de devaluación de 2018, pero se profundizaron aún más en los últimos meses con la disparada en los mercados paralelos.

Así lo dejó en claro el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Iván Szczech, quien precisó que «se va a ir a poder a vender en el blue y eso va a hacer que baje». «Si se exterioriza en dólares después se puede ir al MEP. Es una decisión personal, se puede hacer cualquiera de los dos caminos», señaló en declaraciones a la prensa.

Szczech participó de la reunión en donde se presentaron oficialmente los proyectos, de la que participaron también el titular de la Uocra, Gerardo Martínez, y además de Guzmán, los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, de Hábitat, María Eugenia Bielsa, y la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont.

De todas formas, a quienes declaren voluntariamente «se les cobrará un único impuesto y se le concederá un bloqueo fiscal respecto a la eventual omisión de impuestos nacionales sobre esos fondos», precisó Guzmán. La alícuota será creciente en el tiempo dependiendo del lapso en que se ingresan, oscilando entre el 5% y el 15%.

Al mismo tiempo, tendrán “beneficios en acciones judiciales y administrativas”.

Por otro lado, el proyecto busca eximir durante dos años del pago de Bienes Personales para los ahorros destinados a la construcción y un crédito fiscal igual al 1% del desembolso, y el diferimiento y ajuste del impuesto a las Ganancias y a la Transferencia de Inmuebles para actualizar el monto imponible en términos reales y adecuar el momento de pago del gravamen al del cobro de la inversión.

Agencia hipotecaria

En tanto, el segundo proyecto crea una agencia hipotecaria que estará presidida por un representante del Palacio de Hacienda, con un asesor del Banco Central y vocales por parte de entidades financieras públicas y privadas.

Esta nueva «Sociedad Hipotecaria Argentina S.A.» no compromete recursos corrientes del Tesoro nacional ni del BCRA, aclaró Hacienda. Tendrá como objetivo desarrollar los créditos para la compra, construcción o refacción de vivienda «con cobertura de la cuota ante descalces entre salarios e inflación».

Así, se creará un Fondo Fiduciario de Cobertura y Promoción, el cual se nutrirá de un aporte inicial del Tesoro y de los bancos, la propia rentabilidad y una porción de los préstamos.

La intención del Ejecutivo es «fomentar la colocación y descarga de hipotecas en el mercado de capitales para profundizar el mercado de créditos hipotecarios», es decir que se buscará la securitización de las carteras.

Baenegocios.com


Related posts