Lanzan una página web para monitorear las obras públicas y evitar la corrupción

Con la intención de diferenciarse de sus antecesores y al mismo tiempo modernizar los mecanismos del Estado, el Gobierno puso en marcha una plataforma virtual que le permite a cualquier persona corroborar cuáles son las empresas que ganan licitaciones de obras públicas, cuánto cobran por esos trabajos, quiénes pierden en cada compulsa y cuáles son los precios en juego.

El Gobierno busca evitar los conflictos que surcan la relación entre el Estado y las constructoras: la posibilidad de que las empresas acuerden entre ellas quién gana y quién pierde en cada concurso (una sospecha que afecta al sector desde siempre) y la sombra de la corrupción.

La nueva herramienta tecnológica está al alcance de quien quiera consultarla en la página www.contratar.gob.ar, y está en la órbita del Ministerio de Modernización, que conduce Andrés Ibarra. Además de difundir el nombre de los ganadores y los montos, todo el proceso se realizará online, desde el acceso a los pliegos de las licitaciones hasta la presentación de las ofertas y los motivos por los que se elige al ganador

Casi desde el inicio de esta administración, los gestores de las inversiones del Estado en el gobierno de Mauricio Macri pudieron establecer con claridad qué era lo peor que les podía ocurrir: terminar como José López, el ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo, preso desde el año pasado cuando se lo encontró escondiendo casi US$ 9 millones en un monasterio en General Rodríguez.

Era el peor ejemplo de una serie que también tenía otros exponentes polémicos, como el multiprocesado Julio De Vido, ex ministro de Planificación.

Si bien no es demasiado compleja, el nuevo sistema que está en Internet responde a un salto cualitativo en la voluntad política por transparentar uno de los mecanismos más oscuros del Estado, que engendró múltiples casos de corrupción que son materia de investigación judicial, desde la construcción de viviendas en el programa Sueños Compartidos hasta las casas sin terminar a cargo de Milagro Sala y el escándalo de Odebrecht por la construcción de gasoductos y obras sanitarias, por sólo citar los casos más resonantes de los últimos años.

La Nación

Comparte:

Noticias relacionadas