Las diferencias entre oro físico y ‘oro papel’: claves para elegir bien antes de invertir

A la hora de invertir en oro conviene analizar con atención las diferencias entre el oro físico y el ‘oro papel’. Degussa, la compañía de referencia en Europa en el comercio de oro físico de inversión y otros metales preciosos, recomienda que este estudio se haga antes de elegir cuál de los dos incluir en la cartera de inversión.

“Independientemente de la rentabilidad de una u otra modalidad, hay algo que es la clave de bóveda: el oro físico es tangible, lo tocas con tus manos y pasa a ser de tu propiedad cuando lo adquieres”, según Tomás Epeldegui, el director de esta compañía en España.

Epeldegui señala que la crisis económica provocada por el coronavirus ha generado un considerable incremento de la inversión en oro y la llegada al mercado de este metal precioso de muchas personas que nunca antes se lo habían planteado. “Por experiencia, puedo decir que una parte importante del tiempo que dedicamos a tratar con los clientes lo empleamos en informarles sobre las características de la inversión en oro, ya que suele haber bastante desconocimiento y muchas personas no saben que existen varias modalidades para hacerla”, añade.

Compra meditada

En este sentido, el primer espada de Degussa en España señala que la inversión en oro se trata de una compra «muy meditada». Lo que hace que «el inversor, lógicamente, necesita tener la mayor información posible».

Desde su punto de vista, la modalidad de inversión más segura es la del oro físico por los siguientes motivos:

• Tangible: El primero y más importante es que el oro físico es una pieza de metal que pasa físicamente a las manos de quien invierte. Si invertimos en oro físico es fundamental tener la propiedad y control de nuestra inversión, es decir, lo que tenemos que recibir es nuestro metal, no un papel que diga que tenemos el metal, pues de esa manera no tendríamos el control de nuestra inversión, con los riesgos que conlleva. Por otro lado, si invertimos a través de vehículos financieros, tendremos un derecho o una opción, pero no la propiedad del metal.

• Revalorización: Una de las principales características del oro físico es que no solo ayuda a mantener poder adquisitivo, sino que, a largo plazo, muchos estudios calculan que se revaloriza entre un 5% y un 10% anual.

• Depósito de valor: Es a largo plazo con liquidez inmediata que nos permite diversificar nuestro patrimonio. La inversión en oro físico se puede considerar como un seguro para los riesgos que se asumen con las inversiones financieras y, para ello, no se puede buscar esa protección dentro de los mercados financieros.

• Valor intrínseco: Tiene valor en sí mismo. Es garantía de pago. Aceptado como dinero y medio de intercambio, su valor intrínseco hace que no pueda incumplir pagos frente a cualquier alternativa financiera. Es reconocido y aceptado mundialmente.

• Liquidez: El oro físico es fácilmente convertible en cualquier divisa, ya que siempre va a tener un comprador. El volumen diario negociado es mayor que cualquiera de las bolsas europeas, se negocia casi 24 horas al día de lunes a viernes, pues su cotización salta de mercado en mercado.

• Bajo riesgo: El oro físico es un activo que ha demostrado tener riesgo bajo a lo largo del tiempo. Nos ayuda a reducir la volatilidad del conjunto de las inversiones.

En atención a estas ventajas, Degussa distribuye barras de oro de varios pesos y tamaños, dentro de un abanico que va desde un gramo hasta un kilo. Al mismo tiempo, ofrece la posibilidad de recompra de los productos de inversión y también de joyas u ornamentos de este metal precioso.

Cuenta con la acreditación de la LBMA, la London Bullion Market Association, que es la asociación de profesionales del mercado que operan con oro y plata más importante del mundo. Asimismo, ofrece la posibilidad de alquilar cajas de seguridad en las que se puede depositar cualquier objeto o documento con opción de asegurar su contenido.

Elespanol.com


Related posts