Los desafíos de las pymes: entre el crecimiento y la inflación

En relación a 2020 y 2021, las estadísticas de la producción y las ventas del sector pyme mejoran mes a mes en todo el país. El cambio es palpable en la mayoría de los sectores. Comercio, Industria, Turismo, Cultura, Economías Regionales, e incluso pequeños emprendedores, en mayor o menor medida, todos muestran signos de recuperación.

En abril, las ventas minoristas en comercios aumentaron a nivel nacional un 6% anual, y acumulan un alza de 7,6% en el primer cuatrimestre del año. Si se lo compara con el mes de marzo, subieron 0,3%. En ese contexto, los comercios y pymes de la Provincia de Buenos Aires muestran mayor movimiento, impulsado por un aumento del consumo en los primeros meses del año.

Por su parte, durante marzo, la producción de la industria pyme subió un 8,5% anual en todo el país. El uso de la capacidad instalada se ubicó en 71,6%, 1,6 puntos por encima de febrero. En territorio bonaerense, según datos de la Asociación de Industriales de la Provincia de Buenos Aires (ADIBA) -la rama industrial de FEBA-, durante el pasado mes de abril el sector industrial ya acumulaba un crecimiento del 19%, luego de 24 meses de caída.

Crisis del BAPRO: la ‘intervención’ de Mauricio Macri deja más heridos en el PRO que en el gobierno de Axel Kicillof

Los empresarios consultados manifestaron que fue un mes activo en inversiones, especialmente en maquinarias nuevas, y que hubo una buena respuesta de la demanda. Con el incremento del empleo en los últimos meses, siete de los catorce sectores productivos ya operan en niveles de empleo superiores a la prepandemia. Esas mejoras en la actividad productiva repercuten positivamente en el mercado laboral, que muestra importantes signos de recuperación en cuanto a la cantidad de puestos de trabajo.

Un informe del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), analiza los datos oficiales del Ministerio de Trabajo en base al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA). Concluye que a febrero de 2022 se recuperaron 243 mil puestos de trabajo en relación al mínimo producido por la pandemia en julio de 2020. Los sectores más destacados en cuanto a recuperación son: Construcción (+3,4 mil puestos de trabajo), Turismo (+3,4 mil), Industria (+2,4 mil) y Comercio (+2,4 mil).

En línea con el enfoque optimista para impulsar el crecimiento de las pymes, en FEBA recibimos buenas noticias para continuar con el desarrollo de Centros Comerciales Abiertos (CCA) en la provincia. Estos espacios comerciales urbanos promueven la oferta comercial conjunta y la colaboración entre el sector público y el privado. A fines de abril, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Desarrollo Productivo, firmó un convenio con CAME para brindar financiamiento al impulso de CCA en todo el país.

Este anuncio representa un respaldo al trabajo que viene haciendo desde FEBA en todo el terreno bonaerense para desarrollar y consolidar estos proyectos.

Sin embargo, así como subrayamos lo bueno, también es importante advertir aspectos que todavía debemos corregir. Muchos puestos de trabajo siguen estando en la informalidad.

Por otro lado, hay que apuntar a concretar una actualización de las leyes laborales, con la intención de encontrar otras alternativas que permita eliminar la doble indemnización, un gran obstáculo para el empleador, y en especial para las pymes, ya que perjudica el proceso de contratación de personal. Es importante recordar que, durante estos dos años de pandemia, el sector pyme realizó un gran esfuerzo para conservar a su plantilla.

Las pymes representan el 44% del PBI nacional y movilizan el 70% del empleo privado del país. Es un sector fundamental para la recuperación de nuestra economía. Todos los signos de reactivación y de mejora en el desempeño económico registrados en los primeros meses del año están siendo interceptados por una inflación galopante que superará el 60% a fines de 2022. Ese flagelo aniquila los bolsillos de los trabajadores, impacta negativamente en los índices de consumo y, en consecuencia, hace caer las ventas de las pymes.

 Europa, los tres frenos de mano y una inflación que corre a 150

Es importante seguir trabajando desde FEBA, -en conjunto con las cámaras, los sindicatos y el Gobierno-, en busca de herramientas de control a los grandes formadores de precios, que aprovechan la coyuntura para aplicar aumentos en forma deliberada y sin fundamentos.

Estamos en un momento de inflexión, queda mucho camino por recorrer y mucho trabajo por hacer. Somos optimistas a partir de los diferentes signos de recuperación, pero cautelosos ante el avance desmedido de la inflación. Seguimos en diálogo directo con todos los actores del gobierno involucrados, y doy fe que se están pensando alternativas para evitar nuevos retrocesos en la economía pyme.

Cronista.com

Comparte:

Noticias relacionadas