Los sectores de la economía crecerían con cautela en 2017

En un año en donde se espera que la inflación se desacelere, la economía vuelva a crecer y los consumidores recuperen parte del poder adquisitivo perdido en 2017, las expectativas de los economistas respecto a la evolución de cada uno de los sectores es alentadora.

“Podemos advertir qué sectores presentarán una mejor dinámica y cuáles enfrentarán un escenario menos favorable en 2017”, sostuvo la Fundacion Capital. Sin embargo, advierten que habrá que continuar monitoreando su evolución, dado que la actividad de estos sectores productivos se verá condicionada por ciertos factores que operarán en diversas direcciones.

En el caso del agro, más allá de los vaivenes climáticos, se espera que el sector registre una producción en niveles récord (podría superar las 100 millones de toneladas para los tres principales granos) y precios internacionales superiores al año previo, traccionando otras ramas de la actividad económica, sostiene la consultora en un informe reciente.

Para el sector del agro, más allá de los vaivenes climáticos, se espera una producción récord y precios internacionales superiores al año anterior.

En efecto, la buena performance en los sectores de maquinaria agrícola, agroquímicos y utilitarios ya dan cuenta de ello, agregaron.

Respecto a la construcción se espera que también muestre una recuperación. En 2016 fue uno de los sectores más perjudicados por el contexto económico y llegó a caer más de 12%. Este año se espera que salga de la agonía y se empiece a reactivar de la mano de la obra pública y la materialización de proyectos de infraestructura que suele caracterizar a los años electorales.

En el caso de la industria el bajo uso de la capacidad instalada industrial (6 pp por debajo del promedio 2012-20151), sumado a una baja base de comparación, podría favorecer al repunte de la industria en 2017, sostuvo la Fundación Capital.

Asimismo, “la leve mejora esperada para la economía brasileña (+0,5% i.a. en 2017) podría traducirse en un alza en la demanda de productos industriales de origen nacional. En este sentido, habrá que continuar monitoreando muy de cerca cómo evoluciona esta variable”, agregó.

Por último, el sector de los servicios fue uno de los menos afectados por la menor actividad económica en 2016 y “se espera que continúe la senda del crecimiento en el corto y mediano plazo. Sin embargo, las perspectivas para el turismo receptivo no son tan alentadoras”.

Cronista

Comparte:

Noticias relacionadas