Marcelo Mindlin, presidente de Pampa Energía, sobre Vaca Muerta: “Hay que acelerar los tiempos para aprovechar el reservorio de gas”

El presidente de Pampa Energía y uno de los accionistas de la empresa SACDE, que se quedó con tres tramos del gasoducto Néstor Kirchner en Ute con Techint, habló sobre la importancia de Vaca Muerta y sobre la magnitud de la obra que servirá para transportar el gas

El presidente Alberto Fernández encabezó el acto en el que se firmaron los contratos para la construcción de la primera etapa del gasoducto Néstor Kirchner con las empresas Techint-Sacde, BTU y Esuco. Uno de los que participó del evento fue Marcelo Mindlin, presidente de Pampa Energía y accionista de Sacde -que se quedó con el primero, segundo y cuarto tramo del proyecto- hoy señaló que si se hubiera explotado el potencial de Vaca Muerta antes “el país se hubiera ahorrado en los últimos 12 años U$75 mil millones de dólares”.

Durante una entrevista radial, Mindlin explicó que participar del acto de ayer fue “importante” y consideró que fue un día histórico, porque es una “decisión histórica poner en marcha el gasoducto”. Recalcó que la inversión en Vaca Muerta, el segundo reservorio de gas más grande del mundo, es “esencial” y que “si no hacemos el gasoducto y no empezamos a producirlo no se va a convertir en riqueza y en energía para desarrollar el país”.

Asimismo, resaltó la importancia que supone importar energía en el marco de la guerra entre Ucrania y Rusia que produjo que los valores del gas se disparen. “Tenemos oportunidades históricas para exportar. El gasoducto es el puntapié inicial, pero hay muchas inversiones por hacer porque al ritmo actual tardaríamos 500 años en aprovechar este reservorio”, aclaró sobre Vaca Muerta Mindlin, en diálogo con Radio Mitre.

En los últimos 12 años, la Argentina importó gas y otros combustibles por U$75 mil millones de dólares que nos podríamos haber ahorrado y que podrían haber sido provisto por energía argentina, produciendo trabajo para los argentinos. Estamos convencidos que el desarrollo de Vaca Muerta va a cambiar el país y este gasoducto es un puntapié inicial muy importante ”, dijo Mindlin. Ironizó que importar energía “es cómo importar carne y cereales teniendo La Pampa húmeda”.

“Tenemos el segundo reservorio de gas del mundo, y estamos importando. Este reservorio, al ritmo actual que estamos produciendo, nos llevaría 500 años aprovecharlo. Tenemos que acelerar la producción y volcar esa energía para que la Argentina se desarrolle en la industria y en plenitud”, explicó.

Adelantó que la obra comenzará la semana que viene cuando se terminen de montar los campamentos y lleguen las máquinas que faltan. “Los tiempos para la construcción son muy desafiantes para un gasoducto de casi 600 kilómetros de longitud en tan solo nueve meses es un gran desafío”, explicó. “Las empresas están preparándose hace meses. Es un gran desafío. El gasoducto va a rendir sus frutos para los próximos 40 o 50 años”, enfatizó.

“Ayer se firmaron los contratos y recién con los contratos firmados las empresas podemos empezar a importar las maquinarias. Es el primer punto para poder empezar la obra”, añadió.

Pampa Energía es el principal productor de energía eléctrica, es una empresa nacional que tiene tres negocios: la producción de gas, energía eléctrica y actividad petroquímica. La firma cotiza en la bolsa de Buenos Aires y en la de Nueva York.

Su relación con Sergio Massa

Consultado sobre su relación con el nuevo ministro de Economía, Sergio Massa, Mindlin admitió que se conocen desde muy jóvenes y que son amigos. “A Sergio lo conozco hace 25 años, desde que empezamos nuestras trayectorias, yo como empresario y él como político”, dijo.

Además se refirió a su presencia durante el acto en el que asumió Massa en Casa Rosada. “Él es una persona abierta que dialoga con todos los sectores, y todos los empresarios, ¿cómo no iba a estar en la asunción de un amigo?”, sentenció.

El ministro, por su parte, expuso ayer que en los próximos 30 días comenzarán las licitaciones para la segunda parte del gasoducto Néstor Kirchner, que se haría con financiación privada, a diferencia de las construcciones que se llevarán adelante en esta primera parte, entre Vaca Muerta y Salliqueló.

La licitación del Gasoducto

El Gobierno licitó la construcción del gasoducto Néstor Kirchner fraccionado en cinco tramos luego de la polémica que se generó alrededor de las licitaciones que terminó con la salida del Gobierno del exministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas. La presentación de las ofertas se realizó el pasado 8 de julio, lo que significó el primer acto oficial de la entonces ministra de Economía, Silvina Batakis. Un mes después, con otro ministro de Economía, Enarsa finalmente firmó los contratos para dar inicio a la construcción.

El primero, segundo y cuarto tramo quedaron en manos de la unión transitoria de empresas (UTE) compuesta por el Grupo Techint y Sacde, de Marcelo Mindlin. En el tercer tramo de la obra, en tanto, resultó ganadora la empresa BTU, mientras que la planta compresora Mars 100 en la cabecera del gasoducto Mercedes-Cardales será construida por Esuco, del empresario Carlos Wagner.

Unas semanas atrás, Enarsa había firmado con SIAT Tenaris, la subsidiaria del Grupo Techint, el contrato para la compra de 582 kilómetros de cañerías de 36 pulgadas de diámetro y de 74 km de cañerías de 30 pulgadas, que serán utilizadas para la primera etapa del gasoducto entre Tratayén (Neuquén) y Salliqueló, y para sus obras complementarias. El gasoducto permitirá ampliar un 25% la capacidad del sistema de transporte de gas natural argentino.

https://www.lanacion.com.ar

Comparte:

Noticias relacionadas