Mercado petrolero mundial encuentra apoyo sobre todo en demanda de China

China, el salvavidas del mercado mundial del petróleo este año, aumentó las compras a exportadores como Rusia, Estados Unidos y Angola en las últimas semanas, mientras los compradores en otras partes reducen los pedidos según aumentan las infecciones por coronavirus y se implantan nuevos confinamientos.

China, el mayor importador mundial de crudo, es el único comprador importante que se espera que vea un aumento en la demanda de petróleo este año, ya que la pandemia destruyó el consumo a nivel mundial.

Dado que se espera que las importaciones chinas alcancen los 12 millones de barriles por día (bpd) el próximo año, los vendedores están alineando los envíos para retener la participación de mercado, ya que se espera que el consumo mundial de petróleo caiga casi un 9% en 2020.

Esta semana, Royal Dutch Shell Plc, Litasco -brazo comercial de Rusia Lukoil- y Unipec -rama comercial de la empresa estatal china Sinopec- reservaron de forma provisional o están buscando reservar superpetroleros para enviar crudo estadounidense desde la costa del Golfo de México a Asia en diciembre, según datos de corredurías y Refinitiv Eikon.

Las infecciones por COVID-19 están aumentando en todo el mundo, sobre todo en grandes consumidores de combustible como Estados Unidos y Europa.

Durante los últimos meses, eso hizo bajar los precios de los grados de crudo clave, lo que permitió que los compradores chinos se beneficiaran. El país también está aumentando las reservas comerciales de petróleo, comprando a bajo precio.

La Agencia Internacional de Energía (AIE) dijo la semana pasada que China está en camino de ser el único país importante en impulsar su demanda de petróleo año tras año. Su estimación de la demanda mundial es de 91,3 millones de bpd en 2020, frente a los 100,1 millones de bpd de 2019.

«Es probable que haya confinamientos en Europa durante gran parte de este invierno (boreal). China ha elevado sus cuotas y capacidad (de almacenamiento). Parece que la demanda se centrará allí en el futuro cercano», dijo un operador de una refinería europea.

La prima para el crudo ESPO Blend ruso para carga en enero, uno de los grados más populares para las refinerías de petróleo independientes chinas, está en máximos de cinco meses.

Los grados del crudo estadounidense están rebotando también y el WTI en Houston Este subió a su nivel más alto en unos dos meses esta semana. Los grados estadounidenses se vieron presionados por una caída del 12% en la demanda nacional de combustible y luego de que las nuevas infecciones por COVID-19 alcanzaron récords diarios.

Esto ocurre en un momento en que se están afirmando los precios del crudo en Oriente Medio, que constituyen la carga de base de la demanda de Asia. Esta semana, Qatar vendió crudo al-Shaheen para carga en enero con las primas más altas en cuatro meses.

«La demanda china es más visible ahora», dijo a Reuters un operador del mercado petrolero del Lejano Oriente ruso. «Las firmas comerciales están muy activas, ya que esperan más solicitudes de las refinerías de petróleo independientes de China que comprarán petróleo bajo nuevas cuotas de importación».

Infobae 


Related posts