Minería en Mendoza: el acuerdo con Vale y la creación de la empresa provincial irán de la mano a la Legislatura

La creación de la empresa provincial minera irá a la Legislatura en un mismo proyecto con el acuerdo para al traspaso de Potasio Río Colorado desde la brasileña Vale al Estado mendocino.

Tal como se anunció en septiembre, Mendoza alcanzó un acuerdo con Vale para hacerse de la propiedad del yacimiento ubicado en el departamento de Malargüe y dentro de las condiciones que se negociaron, está el requerimiento -por parte de los brasileños- de que las condiciones del traspaso queden plasmadas en una ley.

Para recibir las acciones de PRC el Gobierno provincial decidió avanzar con la creación de una empresa provincial de minería, la cual tendrá como único objetivo -según dijo en septiembre el subsecretario de Energía y Minería- recibir la propiedad del yacimiento y administrado mientras se realiza la búsqueda de un socio para su explotación a menor escala. La duda que surgió era cómo se avanzaría con la creación de la empresa, lo que finalmente se habría resulto.

Según fuentes de Gobierno, el acuerdo y la creación de la empresa irán juntas en una ley, por lo que al mismo tiempo que se obtenga el aval en la Casa de las Leyes para el traspaso de PRC, se formará la empresa que recibirá el paquete accionario. Explicaron que funcionará como el recipiente de las acciones para así capitalizarla, tal como ocurrió con Emesa que se capitalizó con acciones provinciales en empresas hidroeléctricas.

El acuerdo sería enviado a la brevedad, ya que como anunciaban en Casa de Gobierno en la segunda quincena de septiembre, el objetivo es cerrar todo en un plazo de 30 a 45 días, lo que significa que debería quedar todo sellado a fines de octubre o principio de noviembre.

Cuando se envíe el proyecto también se podrán conocer los detalles finos del acuerdo entre la provincia y Vale, los cuales todavía se mantiene como confidenciales. De acuerdo a los datos a los que tuvo acceso Memo, el acuerdo considera el traspaso de la propiedad, de los activos y la entrega de un fondo de US$30 millones.

El dinero que dejará la minera será para la mantención de la infraestructura que existe hoy en Malargüe y que a los brasileños les cuesta unos US$10 millones anuales. El Gobierno haría bajar ese costo a la mitad concentrando los recursos sólo en la infraestructura que sirva para una planta que produzca 200 mil toneladas anuales de potasio, mucho más pequeña que la que estaba considerada en el proyecto original. Estiman que el dinero que deje Vale alcanzará para unos seis años de mantención.

Memo.com.ar


Related posts