Minería: Josemaría priorizará a proveedores de Iglesia, ante igualdad de condiciones

Mientras el megaproyecto de cobre y oro Josemaría espera la aprobación del impacto ambiental en San Juan para entrar en la recta final que lo llevará a la construcción, los directivos de la compañía minera canadiense avanzan en reuniones con sectores empresarios para explicar cómo será su política de manejo con los proveedores y las licitaciones.

El miércoles pasado, en una reunión con la Mesa de Productividad -donde se sientan empresas constructoras, mineras, industriales y exportadores- la firma dejó claro que en las licitaciones para la construcción de la mina, y ante una igualdad de condiciones, van a preferir en primer lugar a los proveedores de bienes y servicios de Iglesia, el departamento donde está ubicada la mina. En segundo orden sigue el resto de San Juan, en tercer lugar está la Nación y por último las empresas del extranjero. Los empresarios de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco) plantearon en el encuentro que en la teoría ese plan es muy sólido, pero dudan sobre el verdadero efecto que tendrá en las empresas constructoras locales cuando lleguen la hora de la contrataciones. Fuentes que asistieron al encuentro informaron que el presidente de la entidad, Julian Rins, planteó que como la obra es monstruosa, las licitaciones las terminan ganando empresas grandes, con espaldas. Por eso reclaman que el grupo Lundin, a cargo de Josemaría, les brinde información anticipada sobre los futuros contratos de bienes y servicios. Dicen que el tener datos de antemano les permitirá equiparse y prepararse para las licitaciones y así competir en igualdad de condiciones con el resto. El reclamo surge porque las pymes de Camarco quieren tener al menos una tajada de la construcción de la futura mina que demandará una inversión de más de 3.000 millones de dólares. «»Son obras muy grandes, los tiempos apremian muchísimo y se busca una empresa de grandes espaldas que garantice eso, lo cual es razonable. Pero a cambio, trae sus propios proveedores; y ahí es donde nosotros la vemos pasar, como sucedió con Veladero y más aún con Pascua Lama», fue la queja ayer de una alta fuente del sector de la construcción local. El encuentro fue en la sede de Camarco, adonde fueron una decena de empresarios en forma presencial, entre ellos los de la Cámara Sanjuanina de empresas TIC y del Consejo profesional de Ciencias Económicas. También estuvo el Ministro de Producción, Andrés Díaz Cano. El alto interés que generó la presentación se notó con la participación de casi 50 empresarios más, vía Zoom. Por la empresa estuvo Ivan Grgric, a cargo de relaciones Institucionales, y Verónica Cunto, de Relaciones con la comunidad. Desde Ecuador despertó gran interés la exposición de Leonor Fernández , a cargo de la gestión de «Supply chain» (cadena de suministros).

QUÉ DICE LA EMPRESA

Ivan Grgric contó que en las últimas semanas se encuentran realizando una ronda de reuniones con cámaras y empresarios sanjuaninos y nacionales (ver aparte) para explicar lo que el grupo Lundin denomina su «Política de Inversión en Abastecimiento Local» -PIAL-, que es el modo en que encararan las contrataciones de bienes y servicios, para cumplir con el objetivo empresario de desarrollo territorial local. En términos monetarios calculan que por el tipo de productos, un 25% no existen en Argentina. «»El restante 75% recaerá en las Zonas 1, 2 y 3, y el esfuerzo de nuestra línea es tratar de concentrar la mayor cantidad de empresas y contratos en la zona 1, y luego en la 2», dijo Grgric. Respecto al planteo de la Cámara de

Qué dice la empresa

Ivan Grgric contó que en las últimas semanas se encuentran realizando una ronda de reuniones con cámaras y empresarios sanjuaninos y nacionales (ver aparte) para explicar lo que el grupo Lundin denomina su «Política de Inversión en Abastecimiento Local» -PIAL-, que es el modo en que encararan las contrataciones de bienes y servicios, para cumplir con el objetivo empresario de desarrollo territorial local. En términos monetarios calculan que por el tipo de productos, un 25% no existen en Argentina. «»El restante 75% recaerá en las Zonas 1, 2 y 3, y el esfuerzo de nuestra línea es tratar de concentrar la mayor cantidad de empresas y contratos en la zona 1, y luego en la 2», dijo Grgric. Respecto al planteo de la Cámara de la Construcción dijo que es «muy entendible» y «atendible». Y explicó cómo será la selección de los proveedores: desde hace un año la empresa está abocada a hacer un mapeo de proveedores, que en unos meses más se convertirá en un «registro de proveedores precalificados», los cuales asegura que estarán en un mismo nivel de igualdad para competir en los contratos que se vienen. «»Todas las empresas interesadas en participar en Josemaría deberán estar precalificadas», indicó. Destacó que «no se le enviarán requerimientos a empresas que no estén precalificadas, ya bien sean de la provincia de San Juan, de la Argentina o del mundo». Los parámetros de calidad, legalidad y financieros son los indispensables para precalificar

La Mayor inversión en San Juan y el país

El emprendimiento Josemaría es una mina de cobre y oro, y está localizado en Iglesia, al norte de la provincia de San Juan. Limita hacia el oeste con Chile y al norte con el departamento de General Lamadrid, en La Rioja. Todas las instalaciones del proyecto se van a desarrollar en San Juan, con una altitud comprendida entre los 3.700 y los 5.300 msnm. Para llegar hasta el proyecto se contempla la construcción de un camino que atravesará los parajes de Angualasto, Buena Esperanza, Malimán, La Chigua, y El Chinguillo. Actualmente se está desarrollando el estudio del informe de impacto ambiental presentado por la empresa. Se trata de una descripción pormenorizada de cómo se hará y qué cuidados se tendrán para el procesamiento de los metales, como cobre, oro y plata. Y también contiene los detalles para el cierre de la mina y que no quede un pasivo ambiental. Está previsto tenerlo finalizado en octubre. El proyecto contempla una inversión inicial de U$S 3.091 millones para la construcción y U$S 830 millones aproximadamente para la etapa de operación del emprendimiento. La construcción está prevista que comience en el primer trimestre del año próximo. Se calculan 3,8 años de construcción de la mina y 19 años de operación.

    Raid de reuniones para explicar sus principios

Desde el área de Relaciones Institucionales explicaron que comenzó la semana pasada un ciclo de reuniones con proveedores y empresarios sanjuaninos para explicarles la forma en que va a encarar su política de compras de bienes y servicios cuando comience la construcción de la mina.

El jueves 13 de mayo se reunieron con la Cámara de Proveedores de Iglesia, luego el martes 18 el encuentro fue con más de 170 empresarios de la construcción del país en un encuentro virtual coordinado por la Cámara de Comercio argentino-canadiense.

El pasado miércoles, por la mañana fue el turno de los proveedores de Cámara de Servicios Mineros (Casemi) y luego los de la Cámara de Proveedores Interdepartamentales Mineros de San Juan (Caprimsa); y por la tarde fue el encuentro con la Mesa de la Productividad e invitados. «»La empresa ha salido a comentar cómo vamos a proponer nuestro proceso de compra local», explicó Grgric. Agregó que el compromiso del grupo Lundin respecto al desarrollo territorial implica un concepto macro de desarrollo que exige trabajar en sinergía con las autoridades de distintos gobiernos y organismos, con las cámaras, con los proveedores y comunidades, para lograr un desarrollo amplio. «»El proyecto Josemaría no sólo trabaja en el desarrollo de proveedores y su cadena de valor, sino que también apuesta fuertemente a la diversificación económica y el impulso y crecimiento para las comunidades donde trabaja. Todo eso lo hemos explicado en estas reuniones», dijo el directivo, quien reiteró que existe un posicionamiento «muy fuerte» para darle la mayor cantidad de posibilidades a los proveedores locales

Diario de Cuyo


Related posts