Minería opera con la mitad de la dotación y Región de Antofagasta lidera contagios en el sector

Durante la pandemia, la minería chilena ha sido uno de los pocos sectores que ha logrado resistir en materia productiva, a lo que se suma que los precios en el mercado internacional han repuntado, mejorando un poco más el panorama.

Pero en los últimos días, el escenario ha ido cambiando a medida que la situación se pone más seria. Las restricciones de dotación, el cierre de algunos procesos y la detención de prácticamente la totalidad de los proyectos, han sido algunas de las decisiones que se han tomado. Todo ello, ante un aumento de los contagios, los que se han concentrado en la Región de Antofagasta que, además, es la de mayor producción y donde se ubican algunas de las minas de mayor tamaño, como Chuquicamata y Escondida.

Así, hoy la minería está operando con la mitad de su dotación, mientras que cerca del 1% de sus trabajadores se han contagiado, de acuerdo con cifras del Ministerio de Minería.

“Los números actuales dicen que en la minería hay 2.621 contagiados, de los cuales 939 están recuperadas. Esto significa que, de los 225 mil trabajadores de la minería, hay un número muy cercano al 1% que tiene el virus. Esto es lejos mejor que muchas otras actividades. La Minería ha hecho esfuerzos tremendos para lograrlo”, sostuvo el titular de la cartera, Baldo Prokurica.

En esa misma línea, señaló que el 48% de los trabajadores está desmovilizado, del cual, un porcentaje alto de ellos sigue recibiendo su sueldo.

La región con más contagios

Uno de los focos críticos de los últimos días ha estado en la Región de Antofagasta, debido al aumento de casos contagiados por Covid-19, lo que llevó a la autoridad a decretar cuarentenas en diversas de sus comunas como Antofagasta, Tocopilla y Mejillones. Se acusa que uno de los principales brotes se generó precisamente por la industria minera, debido al traslado de los trabajadores, que muchas veces, además, vienen desde Santiago u otras zonas.

Según cifras de Minería, los contagios de la industria hasta este martes -23 de junio-, en esa región alcanzaron los 1.263.

Dado lo anterior, esta semana los parlamentarios de la región instaron a que las empresas mineras de la zona a que solo operaran con trabajadores que vivan en la misma zona, para así disminuir los traslados de trabajadores. Incluso, se planteó la idea de cerrar el aeropuerto de Calama, que está recibiendo 16 vuelos diarios en promedio.

Sin embargo, el ministro Prokurica descartó lo anterior, señalando que “el principal foco de contagios en Calama es Chuquicamata y el 96% trabajadores de ellos vive allá. El foco del lugar está con la misma gente que vive en Calama, da el resultado que cerrar el aeropuerto no es la solución”.

Agregó sí que, quienes más viajan en la minería, son quienes se desempeñan en proyectos en construcción. Pero, con la suspensión de Chuquicamata Subterránea -que fue anunciada este fin de semana-, donde trabajan cerca de 3.000 personas, eso cambiará considerablemente.

Sin embargo, la autoridad hizo un llamado para que las mineras de la zona acojan el llamado a operar solo con personal que viva en la misma región. “Se les ha pedido a las empresas trabajar con dotaciones de la región. Eso ya lo están haciendo seis empresas de la gran minería y no descartamos que otras lo hagan. Ojalá que todas pudieran hacerlo, dentro de lo posible”, manifestó.

La siguiente región con más contagios en la minería es O’Higgins, con 705, donde se encuentra la faena El Teniente, de Codelco. Debido también a alertas que se prendieron por un aumento de casos en la minera, se decidió cambiar estrategia y tener turnos de 14×14, es decir, 14 días se trabajan y 14 se descansan. Ya más abajo, las regiones de Tarapacá, Valparaíso y Metropolitana cuentan con 178, 153 y 181 casos contagiados, respectivamente.

Efecto en producción

Pese a los contagios y a que la industria esté operando con la mitad de su dotación, se ha descartado un efecto mayor en la producción. “En la minería chilena hasta ahora los cambios han sido bastante pocos, ha habido continuidad en la producción. Pero, los cálculos que hace Cochilco respecto de lo que va a ser hasta fin de año, son que aproximadamente se van a dejar de producir unas 200 mil toneladas de cobre”, manifestó Prokurica. Es decir, sería un 3,5% de menor producción.

Un poco más cauto fue el director ejecutivo de Plusmining, Juan Carlos Guajardo, quien dijo que las semanas pasadas estaba todo operativo, pero que “en los últimos días hemos estado escuchando varios comentarios, todavía dispersos, de impactos en la producción. Datos no va a haber hasta un tiempo más cuando se conozcan las estadísticas, pero sí ya se está reconociendo el efecto”.

Las empresas han intentado paliar el efecto productivo que supone la reducción de dotación concentrando trabajadores en faenas críticas, además de revisar los planes mineros y esperando recuperar en el resto del año lo que eventualmente pueda dejar de producirse en estos días.

Proyectos paralizados

Una de las primeras medidas que tomaron las mineras fue paralizar los proyectos en construcción. Entre estos destaca Quebrada Blanca Fase 2, de Teck; INCO, de Antofagasta Minerals; y Rajo Inca y Chuquicamata Subterránea, de Codelco. Según el ministro de minería, hay más de 30 mil trabajadores que estaban abocados a los proyectos en construcción de la industria y que ahora están desmovilizados. Así, agregó que más del 90% de los proyectos en construcción están frenados, lo que es una buena señal dado el aumento de contagios.

“¿Qué otra actividad económica de Chile ha mandado a la mitad de sus trabajadores a su casa y a una gran cantidad de ellos le sigue pagando las remuneraciones? Aquí no se está sacrificando a la gente y lo primero que hemos pedido es que se resguarde vida y salud de todos”, dijo Prokurica.

Antofagasta Minerals, ligada al grupo Luksic, está operando con el 65% de su dotación, contando a trabajadores propios y contratistas. Una de las medidas que tomó la minera fue modificar los turnos. Junto con lo anterior, se estableció un sistema de transporte exclusivo, incluyendo vuelos charter entre Santiago y Antofagasta, así como buses a distintas ciudades.

Codelco paraliza fundición en Chuquicamata

Una nueva paralización se sumó este jueves a la lista. Se trata de la fundición y refinería de la División de Chuquicamata, como medida preventiva dado el aumento de contagios en la región. La medida es de carácter transitoria y tiene como objetivo reducir la exposición en las áreas, y reforzar los esfuerzos y controles preventivos de seguridad y salud de las personas en la división. La decisión, además, contempla la disminución de cerca de 400 personas, la detención de equipos y la reducción de los ritmos productivos en ambas áreas.

Nicolás Rivera, gerente general de la división explicó que “esta nueva iniciativa es una acción proactiva para abordar las próximas difíciles semanas que tendremos que enfrentar como país, sociedad y Chuquicamata”.

La Tercera.ch


Related posts