Oro Pronóstico Semanal: XAU/USD necesita una Fed pesimista para dejar de lado a los bajistas

  • El oro registró pérdidas a pesar de un inicio de semana positivo.
  • Una sorpresa pesimista de la Fed podría pesar sobre los rendimientos de Estados Unidos y ayudar al XAU/USD a ganar tracción.
  • La perspectiva técnica a corto plazo revela una falta de interés de los compradores.

La presión vendedora generalizada que rodeó al dólar en la primera mitad de la semana ayudó al oro a alcanzar un nuevo máximo de varias semanas en 1.675$ el miércoles. Sin embargo, con la publicación de datos macroeconómicos optimistas en EE.UU., que ayudaron a que el dólar recuperara su fuerza, el XAU/USD invirtió su dirección y acabó cerrando la semana en territorio negativo por debajo de los 1.650$. Mientras los inversores se preparan para el esperado anuncio de política monetaria de la Fed, el panorama técnico sugiere que los vendedores seguirán dominando al metal amarillo.

¿Qué ocurrió la semana pasada?

Tras el artículo del Wall Street Journal en el que se afirmaba que la Reserva Federal de EE.UU. tenía previsto debatir sobre la conveniencia y la forma de señalar los planes de una menor subida de tipos en diciembre, el dólar tuvo dificultades para encontrar demanda el lunes. Además, los datos publicados por S&P Global mostraron a última hora del lunes que la actividad empresarial en el sector privado siguió contrayéndose a un ritmo acelerado a principios de octubre, con el PMI compuesto cayendo a 47.3 puntos desde los 49.5 de septiembre. Por su parte, el XAU/USD logró mantenerse.

La Agencia Federal de Financiación de la Vivienda de EE.UU. informó el martes de que los precios de la vivienda cayeron a un ritmo más fuerte de lo previsto en agosto, lo que no permitió que el billete verde recuperara la tracción y ayudó al oro a mantenerse firme. Además, el índice de confianza del consumidor del Conference Board descendió a 102.5 puntos en octubre, frente a los 107.8 de septiembre e incumpliendo las expectativas del mercado de 105.9. El miércoles, cuando la venta del dólar se intensificó en medio de la caída de los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU., el metal amarillo se estiró al alza y avanzó hasta su nivel más alto en dos semanas, en 1.675$. A falta de datos macroeconómicos de gran impacto en EE.UU., la subida de tipos de 50 puntos básicos (pb) del Banco de Canadá hizo que los rendimientos mundiales bajaran.

El jueves, el Banco Central Europeo anunció que subía sus tipos de interés en 75 puntos básicos, tal y como se esperaba. Durante la conferencia de prensa, la presidenta del BCE, Christine Lagarde, se abstuvo de comprometerse a una nueva subida de tipos en diciembre y no dio detalles sobre un posible endurecimiento cuantitativo, lo que provocó una fuerte presión vendedora sobre la moneda común. El billete verde captó parte de las salidas de capital del euro y dificultó que el XAU/USD conservara su impulso alcista. Además, la primera estimación de la Oficina de Análisis Económico de EE.UU. reveló que la economía estadounidense se expandió a un ritmo anual del 2.6% en el tercer trimestre, frente al consenso del mercado del 2.4%.

Con el rendimiento del bono del Tesoro estadounidense a 10 años subiendo por encima del 4% tras los datos optimistas del PIB, el oro se vio sometido a una nueva presión bajista y se situó en negativo en la semana por debajo de los 1.650$.

La Oficina de Análisis Económico anunció el viernes que la inflación en EE.UU., medida por el índice de precios de los gastos de consumo personal (PCE), se mantuvo sin cambios en el 6.2% anual en septiembre. El índice de precios PCE subyacente, el indicador de inflación preferido por la Reserva Federal, subió al 5.1% desde el 4.9% de agosto, superando la estimación de los analistas del 5.2%. A pesar de los datos relativamente suaves sobre la inflación, los rendimientos de los bonos estadounidenses subieron y obligaron al metal precioso a seguir bajo presión bajista.

Próxima semana

El martes, el ISM publicará el informe del PMI manufacturero de octubre. La reacción del mercado a las encuestas del PMI de S&P Global sugiere que una cifra decepcionante probablemente pesará sobre el dólar. Sin embargo, a la espera del anuncio de política monetaria de la Reserva Federal el miércoles, el impacto de este informe en la valoración del dólar debería ser efímero.

Se espera que la Reserva Federal aumente su tipo de interés en 75 puntos básicos hasta el rango del 3.75%-4% tras su reunión de política monetaria de noviembre. Aunque los responsables de la política monetaria del FOMC han afirmado en numerosas ocasiones que basarán sus decisiones políticas en los datos que vayan apareciendo y que no proporcionarán ninguna orientación futura, los inversores buscarán indicios de una subida menor en diciembre, como sugiere el artículo del WSJ. Actualmente, la herramienta FedWatch del CME Group muestra que los mercados están valorando una probabilidad del 51.5% de que la Fed suba su tipo de interés en un total de 125 puntos básicos para finales de 2022. El posicionamiento del mercado demuestra que el dólar tiene más espacio a la baja en caso de que los inversores estén convencidos de que la Fed optará por una subida de 50 puntos básicos en diciembre. En ese escenario, es probable que el XAU/USD gane impulso alcista junto con la caída de los rendimientos estadounidenses. Además, podría desencadenarse un repunte del apetito por el riesgo cuando los mercados empiecen a valorar un cambio de la Fed, lo que supondría un peso adicional para el dólar.

Por otro lado, es probable que los operadores se sientan decepcionados en caso de que el banco central de EE.UU. no muestre intenciones de dar un giro a su política y busquen refugio en el dólar. Ello supondría un importante movimiento bajista para el oro y abriría la puerta a un descenso prolongado.

El jueves, el PMI de servicios del ISM figurará en la agenda económica de EE.UU., pero los participantes en el mercado deberían prestar poca o ninguna atención tras la decisión política de la Fed.

Por último, la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. publicará el viernes el informe de empleo de octubre. Los inversores prevén que las nóminas no agrícolas NFP aumenten en 200.000, tras el aumento de 263.000 en septiembre, que fue mejor de lo esperado. La reacción del mercado a las últimas publicaciones de las nóminas no agrícolas ha sido directa, ya que los buenos datos han ayudado al dólar a superar a sus rivales y viceversa. Podría observarse una respuesta similar de cara al fin de semana.

Perspectiva técnica del oro

El oro no logró un cierre diario por encima de la SMA de 20 días, a pesar de haber probado ese nivel dos veces a principios de la semana. Además, el indicador RSI en el gráfico diario giró hacia abajo y descendió hacia el nivel 40 después de encontrar resistencia en torno a 50, lo que sugiere que los vendedores parecen mantener el control del oro.

A la baja, 1.620$ (el punto final de la tendencia bajista de seis meses) aparece como soporte crítico. Una caída por debajo de ese nivel podría desencadenar una venta técnica y hacer que el XAU/USD se deslice hacia 1.600$ y 1.575$ (nivel estático de abril de 2020).

Si el XAU/USD realiza un cierre diario por encima de 1.670$ (SMA de 20 días) y consigue estabilizarse, podría dirigirse hacia 1.680$ (SMA de 50 días), 1.700$ (nivel psicológico) y 1.720$ (SMA de 100 períodos, 23.6% de retroceso de Fibonacci).

Oro Encuesta de Sentimiento

La Encuesta de Previsión de Divisas apunta a una perspectiva alcista a corto plazo, con un objetivo medio a una semana situado en 1.660$. La visión a un mes presenta un panorama mixto, con la mitad de los expertos encuestados adoptando una visión alcista frente a un 40% de bajistas.

https://www.fxstreet.es/

Comparte:

Noticias relacionadas