Pablo Moyano: «Es probable que pronto anuncien bono o suma fija»

La oficina de Pablo Moyano se encuentra en el tercer piso del histórico edificio de la CGT. Allí recibe a Página/12 y a otros dos medios. Le preocupa la inflación, el impacto en el poder adquisitivo de los trabajadores y, también, en el futuro del gobierno. De todas formas afirma que «es muy probable que en los próximos días haya novedades» sobre el bono o una suma fija para los trabajadores, dice y se niega a dar más pistas. Critica la falta de fortaleza del gobierno pero confía en que la unidad se mantendrá porque «hay que evitar que regrese la derecha». Critica con más fuerza a los formadores de precios que «se quedan con el plato de comida de los trabajadores». También reconoce diferencias dentro de la CGT pero asegura que «nadie se va a ir. La unidad continúa». Por último, evita definirse por quién puede ser la cabeza de lista del FdT en 2023 pero reconoce que irá el próximo 17 a La Plata donde habla Cristina Kirchner.

–¿Cómo ve la situaciòn política actual?

–Primero que el contexto mundial es complicado. En lo que hace a la Argentina vemos que la economía está creciendo. Se expresa en nuestra actividad, donde las rutas y las autopistas están llenas de camiones. Hay una reacción permanente de toda la industria, pero lamentablemente al no poder controlar el gobierno la inflación todo se complica. Yo hago responsable a los generadores de precios, a los especuladores. Como digo siempre, los grandes supermercados, la Sociedad Rural, Mercado Libre, Techint, que son los que manejan la economía del país. Algunos de ellos desde siempre. Son ellos los que remarcan de manera permanente los alimentos, la canasta básica. Eso hoy es robarle un plato de comida a millones de argentinos. Lo que no veo es una fortaleza del gobierno para ponerle freno a estos tipos. Sentarlos en una mesa y decirles «hasta acà llegaron». ¿Hasta cuándo quieren seguir robándole un plato de comida a los argentinos? No sé qué facultades trendrá el gobierno. Si los debe multar, clausurar. No sé, pero creo que el gobierno debería hacer algo de forma urgente para ponerle un freno porque lo que se consigue por paritarias termina por no alcanzar. Nosotros conseguimos 107 por ciento, pero si así sigue todo en tres meses habrá que reabrirla.

–Para colmo la inflación de octubre parece no venir en baja como esperaría la población.

–Estuve hablando con el ministro de Economía, Sergio Massa, y creo que va a anunciar algunas medidas con las que a partir de enero, como nos transmitió, va a ir descendiendo de manera paulatina la inflación. Creo que eso va a ser fundamental, pero no para las elecciones. No me gusta faltarle el respeto a la gente porque todavía falta un año para las elecciones, pero sí está bueno que se pueda aliviar el bolsillo de los argentinos. Es lo que nos preocupa.

–Esto lo planteó el 17 de agosto en ocasión de la movilización que hizo la CGT. Ahí pidió que el gobierno sea más exigente con los grupos concentrados. ¿De agosto para acá hubo algo en esa línea?

–Se ve que no porque lamentablemente siguieron aumentando los precios, sobre todo de los alimentos. En ese tema es donde el gobierno debe mostrar su firmeza que le pido desde hace tiempo. Esperemos que después de que se apruebe el Presupuesto, se hagan los anuncios para los trabajadores.

–¿Por qué el Presidente no actúa?

–Creo que por las diferencias que hay dentro de nuestro espacio, pero no es fàcil poder acordar con estos tipos que son los que aumentan los precios. Ellos en su congreso de AEA, donde están todos los garcas, se reían por cómo remarcaban los precios. De todas formas hay que recordar siempre que Macri nos dejó un país incendiado. La deuda de 45 mil millones de dólares es de él y ahora la tiene que pagar nuestro gobierno. A nadie le gusta tener que negociar con el FMI, pero creo que era ese acuerdo que tenemos o explotaba todo. Todo esto nos dejó el gobierno de Macri.

–Así como están las diferencias en el gobierno también se pueden ver con claridad en la CGT. ¿Es un problema?

–Lamentablemente en nuestro gobierno hay diferencias y en la CGT también. Venimos de espacio diferentes. Hicimos la unidad precisamente porque queremos que no vuelva la derecha. Queremos que siga nuestro gobierno, pero sí, hay diferencias. Ahora eso no quiere decir que se vaya a fracturar la CGT. Me acuerdo que cuando fue el atentado a la vicepresidenta, tuvimos una reunión del consejo directivo. Habían dos mociones: Paro y movilización o seguir debatiendo. La votación estaba pareja y los que queríamos la movilización no quisimos romper y se priorizó la unidad. A ver, nosotros tenemos una conducta desde hace años. No fui preso por un milímetro por oponerme a la reforma laboral de Macri. Por eso hoy nosotros no estamos obsesionados con un cargo sino por mejorar las condiciones de los trabajadores. Insisto, queremos un bono o una suma fija y que se aumenten las asignaciones familiares porque de seis millones de trabajadores solo 2 cobran esas asignaciones. Queremos que lleguen a más porque sería un complemento importante del salario y de una vez por todas que se elimine ganancias, que sería lo ideal.

–Estuvo con la ministra de Trabajo. Qué señal tiene de que vaya a llegar suma fija o bono, que no son lo mismo.

–Lo ideal sería una suma fija…

–¿Pero le dio alguna esperanza?

–Puede haber novedades en los próximos días. Uno tiene esperanza de que el Presidente de un anuncio por ese lado. Yo lo voy a insistir hasta el último día. Nos vamos a reunir con Massa y le vamos a reiterar que sea una suma fija y las asignaciones familiares.

–¿No está demorando mucho el gobierno para tomar una determinación?

–Creo que están esperando que se sancione el Presupuesto y ahí vendrá la decisión. No hay que comerse la cena antes del almuerzo. Creo que eso es lo que ocurre.

–La oposición dijo que de ganar hará la reforma laboral, va a privatizar o cerrar las empresas del Estado. ¿Está el movimiento obrero para enfrentar ese escenario?

–Primero no creo que la derecha vuelva a gobernar nuestro país. Creo que si nuestro gobierno va bajando progresivamente la inflación, tiene muchas posibilidades de ser reelecto. Yo, desde mi lugar de militante, voy a hacer todo lo posible para que haya una lista unidad con una candidata o un candidato. Hablo con todos los sectores, en el momento que se tengan que decidir la experiencia y la sabiduría de aquellos dirigentes que conducen el país, vamos a hacer todo lo posible para que no vuelva la derecha. Pero si regresa la derecha y avanzan contra un derecho del trabajador voy a ser el primero en salir a la calle junto con los gremios que estuvimos en la calle contra el macrismo.

–Usted dijo que es preciso que las corrientes internas del FdT se dejen de joder. ¿Cuánto falta para eso?

–(ríe) Hace rato que se tendrían que haber dejado de joder. Hay que dejar de lado las diferencias. Hace una hora que hablamos y la inflación sigue aumentando. Ojalá se dejen de joder en serio. Que se junten una oficina y tiremos todo para adelante. Nos estamos jugando dos modelos, como fue en Brasil.

–¿No podría usted o la CGT organizar ese espacio para que los miembros del gobierno «se dejen de joder»?

–(ríe) No sé si tengo tanto poder, pero yo estoy llamando a la unidad. Por supuesto, y acá en la CGT pasa lo mismo. Más allá de las diferencias nadie se va a ir. Ojalá que los tres sectores del FdT se reunan, hablen y dejen de lado las diferencias.

–El discurso de Cristina Kirchner en el acto de la UOM no fue de fractura.

–Por supuesto. Los grandes medios creyeron que el discurso de la vicepresidenta iba estar destinado a matar al Presidente. Sin embargo, hubo un mensaje donde se mostró todo lo que se hizo y lo que falta por hacer. Creo que un mensaje que apaciguó un poco los ánimos.

–Usted estuvo en el acto del 17 de octubre y en el de la UOM. En los dos se gritaba «Cristina Presidenta»: ¿Le gusta esa posibilidad?

–Yo voy a muchos actos, en alguno cantarán «Massa presidente» y en otro dirán «Alberto presidente». Creo que hablar un año antes no es correcto. Vamos sí a hacer todo lo posible para que estemos todos juntos. Yo hablo con Máximo (Kirchner), con Sergio (Massa) y voy a hablar con todos los sectores. No solo yo sino también lo hacen los gobernadores, los intendentes. Todo los que tienen una responsabilidad están haciendo lo posible para que sigamos todos juntos. Así fue siempre el peronismo.

–¿La CGT movilizará el 17 de noviembre?

–Hay varios actos y muestra que el peronismo está movilizado. Hay un acto en el Estadio Diego Maradona en La Plata. Hugo (Moyano) creo que va a un acto que se hará en Hurlingham. Varios de los compañeros del consejo directivo de la CGT vamos a estar allá en La Plata. Lo importante es que ese día el peronismo va a estar en la calle.

https://www.pagina12.com.ar/

Comparte:

Noticias relacionadas