Para Piumato, en la CGT no hay posibilidad de ninguna fractura

El secretario general de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación, Julio Piumato, no esquiva los temas que forman parte del debate en el sindicalismo: la interna de la CGT, la necesidad de establecer consensos con empresarios en pos de “un proyecto de país” y qué sucede con el Poder Judicial.

—¿Hoy la CGT tiene una posibilidad de fractura?

—No, para nada. Las maniobras individuales de gremios sueltos no pueden definir una política. El año pasado, en noviembre tuvimos una unidad bajo un programa y hay que cumplir con ese programa. El que por la táctica se separa ¿para qué entró? De noviembre para acá la situación es más seria. A mí el Fondo no me gusta, pero ¿qué salida era no acordar? Era peor. Ahora yo voy a estar en contra de cualquier ajuste, la Argentina no soporta un ajuste.

—¿En cuánto influyen las diferencias que se ven en el Gobierno?

—Pasa que tenemos que hacer un proyecto de país, hay que ponerse de acuerdo. Y en eso soy consciente de que los empresarios se suman. Los empresarios tienen que tener un proyecto, caso contrario, están en la coyuntura y son voraces.

—¿Qué mirada tiene la Casa Rosada sobre las necesidades del Poder Judicial?

—En la Justicia falta gente y eso el Gobierno no lo tiene en cuenta. Pero no es solo de este gobierno, es de todos. Nosotros vemos que los gobiernos tienen la intención de tener una Justicia subordinada y no es lo que marca la Constitución. Tiene que haber un sistema no solo de selección sino de definición de un perfil de jueces para la Justicia que necesitamos. La Justicia necesita una política de Estado.

Hugo Moyano apoyó el bloqueo de camiones a San Nicolás y hay más de 160 mil vecinos afectados

—¿La reforma judicial que encaró el Gobierno es suficiente?

—Un disparate, para ganar votos en el Senado rifaron creaciones de juzgados federales que no responden a las necesidades de los lugares. Y el problema es que a los malos jueces los termina protegiendo.

—¿Qué panorama observa con respecto a las elecciones internas del sindicato?

—Es una oportunidad para reforzar la organización gremial, para mostrar la fortaleza del gremio que viene creciendo, recibiendo solamente la cuota sindical. Tenemos una administración honesta y con participación federal, somos un gremio democrático. Solamente en dos mandatos no tuvimos oposición nacional.

—Hay una lista, la que lidera Luis Bechis, que lo acusa de ejercer una monarquía.

—Le puede responder la lista que realmente es opositora, que compitió en 2018. El que dirige esa lista estuvo 16 años como adjunto del gremio y nunca planteó ningún cuestionamiento. Y no renunció todavía. Es muy difícil ser oposición nuestra por la gestión que hemos hecho.

Perfil.com

Comparte:

Noticias relacionadas