Para privados, el gasto cayó 20% real en octubre y se cumple con el FMI

Aunque hay necesidad de alcanzar la meta de déficit del 2,5% del PBI acordada con el organismo, en el mercado ven que al Gobierno le costará más financiar el rojo y por ello apura la corrección.

En octubre el ministro de Economía, Sergio Massa, profundizó la exigente política de reducción del gasto público, con la idea de corregir el exceso que hubo en el primer semestre. Según estimaciones de la consultora Analytica, habría caído 20% en términos reales respecto de igual mes de 2021. A Massa no solo lo estaría guiando la necesidad de cumplir las metas pactadas con el Fondo Monetario Internacional (FMI). También lo apura la creciente dificultad que está teniendo el Tesoro para conseguir financiamiento en el mercado local.

En la última semana de octubre, los gastos corrientes registraron una caída del 17,8% real respecto de igual período de 2021. En comparación con la cuarta semana de septiembre el descenso fue del 31,2% indica el reporte de la consultora que dirige el economista Ricardo Delgado.

Sobre el cierre del mes pasado, la mayor caída se registró en el rubro Bienes y Servicios, con el 56% real; Transferencias a las Provincias, 31,4%; Subsidios económicos, 26,9%; Obras Pública,24,5%; Programas Sociales, 15,3%; Jubilaciones y PAMI, 11,4%, Gasto de Personal, 6,1%; y Asignaciones Familiares y AUH, 3,9%.

Al respecto, el economista Iván Carrino señaló a Ámbito que “el gasto está creciendo por debajo de la inflación”, por lo cual las erogaciones del Gobierno en el segundo semestre “se están licuando”. Explicó que “la inflación alta infló los números del PBI y por ello no es imposible que el Gobierno llegue a fin de año a cumplir la meta con el FMI”. Para el economista hasta septiembre el déficit fiscal era del 1,8 del PBI, en tanto estimó que este año el rojo de las cuentas creció a un ritmo promedio de 0,2 puntos por mes. No obstante, planteó que existe una condición que obliga al Gobierno a ajustar las cuentas y es que el mercado está cada vez más renuente a prestar al sector público. “Hay que ajustar o ajustar. Si no tenés crédito, no podes financiar el déficit”, opinó Carrino.

Eugenio Mari, economista jefe de la Fundación Libertad y Progreso, dijo en cambio que “a lo largo del año el gasto primario viene creciendo persistentemente por encima de la inflación” pero sostiene que “de cara a octubre vendría un cierto alivio, más que nada por esfuerzo del sector privado, ya que habría entrado en vigencia la anunciada y luego pospuesta quita de subsidios a los servicios públicos”. “Este rubro representa casi 20% del gasto primario, por lo que su reducción ayudaría a moderar la suba del gasto en el último trimestre y a cumplir con la meta de déficit fiscal con el FMI”, opinó Marí.

Para la consultora Sarandí, que dirige el economista Sergio Chouza, el ajuste que está llevando a cabo el Palacio de Hacienda tiene que ver con las dificultades crecientes que está teniendo el Tesoro para «rollear» deuda en pesos y estirar plazos más allá de 2023. “El Ministerio de Economía parece estar viendo que la salida del laberinto es sobrecumplir el objetivo fiscal para el año próximo, reduciendo las necesidades de financiamiento”, señala la consultora en su último informe. El reporte considera que “hay un riesgo de refinanciación evidente que se potencia por el contexto político” por lo que considera que “el Gobierno en sus últimos meses de mandato deberá exagerar la prudencia y buscar puentes con la oposición para anclar las expectativas, minimizando el riesgo de una nueva corrida”.

En tanto, de acuerdo con la administradora de fondos MegaQm, la dinámica del gasto primario ha cambiado de manera contundente en los últimos meses. “Mientras en el primer semestre crecía a razón de 11,5% interanual en términos reales, ahora está 3,6% por debajo del nivel del tercer trimestre de 2021 y en el caso puntual de septiembre el retroceso fue del 2,3% real”, señala en un reporte. Para la administradora el ajuste más significativo “se ha dado en el apartado de subsidios, que cae 11,5% interanual en el trimestre y 16,2% año a año en septiembre”. De acuerdo con sus estimaciones, en los primeros nueve meses del año el gasto primario sigue mostrando un incremento del 6% real, lo que implica que entre julio y septiembre las erogaciones ya cayeron 5 puntos. MegaQm sostiene que el déficit fiscal acumulado hasta el noveno mes es del 2,2% del PBI, lo que implica que al gobierno le quedaba en ese momento solo un márgen de 0,3 puntos.

https://www.ambito.com/

Comparte:

Noticias relacionadas