Pese a que se reactivó la actividad en Vaca Muerta, las pymes locales advirtieron que no podrán pagar el sueldo de 16.000 trabajadores

Luego de que los trabajadores autoconvocados del sector de la salud de la provincia decidieron levantar los bloqueos de rutas que impedían la actividad en la cuenca neuquina que se prolongaron por 22 días, la Federación de Cámaras de Empresas del Sector Energético del Neuquén (Fecene) advirtió que no podrán hacerle frente al salario de 16.000 trabajadores.

A través de un comunicado, informaron que la situación financiera de las pymes regionales “se encuentra en colapso, como consecuencia de la irracional, violenta y extorsiva de grupos humanos que se arrogan el poder del Estado”.

La advertencia por parte de las pymes llega dado que algunas empresas de servicios encargadas de la perforación, mantenimiento y conexión de los pozos comenzaron a notificar a sus proveedores que se suspenden los contratos realizados utilizando la cláusula de “fuerza mayor”.

Entre las compañías que empezaron a enviar las notificaciones se incluyen las internacionales Schlumberger y Weatherford, dos de las principales del sector.

Los equipos de Compras y Contratos enviaron un mail indicando que debido a los cortes realizados por los denominados trabajadores autoconvocados de la salud, la mayor parte de las operaciones petroleras debieron ser “suspendidas, procediéndose a la parada de equipos, operaciones y baja del personal”.

“Nos vemos forzados a declarar la fuerza mayor para las operaciones de Neuquén en los contratos que nos vinculan con Uds., suspendiendo todos los efectos de estos, con efecto retroactivo y mientras continúe la vigencia de la medida”, indicó Schlumberger.

Desde FECENE indicaron que hasta el momento lograron conservar el empleo y afrontar retribuciones salariales “soportando una crisis que comenzó en el mes de agosto del 2019 y se prolongó hasta comenzar una incipiente reactivación en los primeros meses de este año y que se ha agravado a niveles inusitados”.

Pensamos en una región diversificada en el futuro, con eliminación de la pobreza y de la informalidad, en un país distinto, pero están destruyendo nuestros sueños y esfuerzos, los violentos y los que hacen de la política un rentable empleo (Fecene)

Cabe recordar que el conflicto que originó los cortes —que llegaron a ser más de 30— se había iniciado hace más de 40 días cuando grupos internos de la rama salud pública de la ATE desconocieron un acuerdo salarial con el Gobierno provincial.

Las más de dos semanas de bloqueos provocaron grandes pérdidas para las empresas petroleras que operan en Vaca Muerta, que debieron paralizar operaciones. Además, provocó una menor producción estimada en 3,5 millones de metros cúbicos de gas y alrededor de 10.000 barriles diarios.

Antes de que comenzaran los cortes de ruta —el pasado 7 de abril—, Vaca Muerta había logrado alcanzar su mayor nivel histórico de actividad en cantidad de fracturas. En marzo, se alcanzaron 751 etapas de fractura por parte de las distintas petroleras que operan en áreas de recursos no convencionales, por encima de las 746 registradas en febrero de 2019, según un informe de la firma NCS Multistage.

Para sostener la actividad, las empresas realizaron vuelos en avión y helicópteros —en los casos donde existió esa posibilidad— para el traslado del personal. Se estima que unos 70 equipos de perforación, fractura y terminación no pudieron operar por los bloqueos. Mientras que las pérdidas económicas para las empresas se estiman en USD 37 millones de dólares.

En ese marco, desde Fecene aseguraron que las pymes no pueden afrontar, por no disponer de recursos, las obligaciones salariales correspondientes a abril, ni cumplir con sus obligaciones regulares, “estando cerca de la decisión de cierre”.

Ante esta situación, solicitaron que se instrumente “un programa que contemple el financiamiento a tasa cero para evitar la crisis falencial del sistema”; que se otorgue una prórroga de todas las obligaciones tributarias, nacionales, provinciales y municipales, por plazos adecuados a la posibilidad de pago y encuadrar el incumplimiento existente en casos de fuerza mayor, eliminando la aplicación de sanciones de cualquier tipo, incluidas caducidades, para todas aquellas empresas que resultaron afectadas.

Asimismo, reclamaron la aplicación del régimen de compre local y regional, “sancionando urgentemente las normas que así lo posibiliten”; sancionar un régimen de moratoria para las obligaciones previsionales de las empresas afectadas y que se otorguen aportes a fondo perdido para afrontar obligaciones salariales de abril.

“Hemos agotado todos nuestros esfuerzos para subsistir y mantener una actividad económica importante en torno a Vaca Muerta y el desarrollo de la economía regional, así como mantener el empleo. Pensamos en una región diversificada en el futuro, con eliminación de la pobreza y de la informalidad, en un país distinto, pero están destruyendo nuestros sueños y esfuerzos, los violentos y los que hacen de la política un rentable empleo”, remarcaron las pymes.

Y agregaron: “Sin empresa no hay trabajo ni crecimiento ni una economía sana. No hay riqueza para distribuir, ni recursos para educar y curar”.

Infobae.com


Related posts