Petroleras de Vaca Muerta se protegen del coronavirus

Al igual que en otros sectores productivos, la industria petrolera comenzó a tomar medidas preventivas por el avance del coronavirus dentro del país.

De momento, ninguna tiene afectación a la producción ni tampoco está confirmado que se vayan a bajar equipos, ni a reducir aún más la actividad de la Cuenca Neuquina que atraviesa uno de sus momentos más negros.

Ante la consulta de Río Negro, desde los gremios petroleros aseguraron que no recibieron ningún aviso oficial de reducción de actividad por parte de las operadoras, pero indicaron que “es una situación que los tiene preocupados”.

A nivel general, como primera medida, las petroleras implementaron el home office o trabajo remoto, para todos los puestos que se pueda, con el objetivo principal de reducir el tráfico de personas dentro de las oficinas. Para los sectores de campo o los que no se pueden realizar a distancia se desarrollan con “máxima” precaución, indicaron a este medio.

Dato

US$ 29,70
es el precio para los contratos futuros del barril de petróleo Brent. El valor más bajo desde el 2004.

“Hemos hablando con las cámaras, respecto a esto para que auditen a cada empresa. Tenemos que ver la estabilidad laboral de los muchachos y hay que priorizar la salud de la población”, expresó el titular de Petroleros Jerárquicos, Manuel Arévalo, en diálogo con Río Negro.

Para el personal que está dentro de los que el Estado señaló como Grupos de Riesgo, en algunas empresas se dictó, de forma obligatoria, que no concurran a sus puestos laboral, independientemente de si pueden realizar sus tareas o no.

En paralelo, otra de las medidas que se popularizó entre las compañías es la restricción de viajes. Principalmente vuelos al exterior, pero también vuelos internos dentro del país. La idea es que el personal evite los aeropuertos que son uno de los principales focos de contagio.

“Hay que tener mucha prudencia. Si hay medidas que son para beneficiar está perfecto. Ahora si hay especulaciones lo vamos a saber. Todos tenemos que poner el hombro y velar por la salud de todos y que ningún sector o empresa tome atribuciones ventajosas. Tenemos que ser responsables”, advirtió Arévalo.

Lo cierto es que parte de la crisis actual que atraviesa la industria petrolera internacional fue ocasionada por la propagación del virus a nivel mundial. Y su impacto agarró al sector petrolero nacional con una actividad baja que arrastra desde agosto del 2019.

Ayer, el precio del petróleo Brent volvió a caer y se desplomó por debajo de la línea de los 30 dólares, una baja que no se veía desde el 2004. De momento es este el escenario que preocupa más al sector que el coronavirus.

RioNegro.com.ar


Related posts