¿Plazo fijo, acciones, dólar blue, oficial o MEP?: esta es la mejor inversión hasta el momento

Los niveles tan altos de inflación están golpeando a los bolsillos de los ahorristas y las alternativas de inversión pujan para, al menos, no perder poder de compra de los pesos. Así, la compra de dólares, la colocación de un plazo fijo o la adquisición de acciones toman un lugar preponderante como opciones.

Entre las distintas variantes mencionadas, iProfesional analizó el rendimiento obtenido para un ejemplo de una inversión inicial de $100.000, en todo este año y desde inicios del 2021 a la fecha, para conocer cuáles fueron las más ganadoras.

Como recordatorio, la compra de dólares en el mercado oficial tiene un límite máximo de expendio de u$s200 mensuales, que equivalen hoy a $38.400 al mes al valor «solidario» ($192), en bancos y casas de cambio, con los impuestos incluidos.

Un valor que hoy se ha emparejado con la cotización de los dólares en el mercado libre, que tras el acuerdo con el FMI han bajado de precio, como son los casos del Bolsa (o MEP) y el contado con liquidación, que se ubican en torno a los $190. A su vez, el dólar blue tiene un valor cercano a los $200.

También se consideraron los plazos fijos en pesos, tanto en la versión tradicional a 30 días como los UVA, que son a 90 días y ajustan por inflación.

Finalmente, se consideró a la renta variable, mediante la compra de acciones de empresas líderes que cotizan en el índice Merval de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, que avanzó en marzo 3,4%.

En el primer trimestre del 2022, la inflación superó al rendimiento ofrecido por los distintos instrumentos tradicionales. El mejor posicionado fueron los plazos fijos

En el primer trimestre del 2022, la inflación superó al rendimiento ofrecido por los distintos instrumentos tradicionales.

Inversiones ganadoras en 2022

 

La mala noticia para los ahorristas es que en el primer trimestre del año todas las alternativas «perdieron» frente a la inflación acumulada en el mismo período.

De esta forma, aquél ahorrista que colocó $100 mil el primer día hábil de 2022, sólo por los efectos de la inflación, se le licuó el poder de compra de tal forma que para equiparar ese capital inicial hoy se requieren $114.081. Un nivel de ganancia que ninguna inversión pudo equiparar.

Más allá de esto, el inversor que realizó una colocación UVA cuando empezó el año, luego de tenerlos encajados durante los 3 meses requeridos, logró un capital equivalente de $111.879. Es decir, ganó unos 11.900 en ese lapso.

En segundo lugar se ubicó, entre las opciones más rendidoras, el plazo fijo tradicional, alcanzó un monto de $109.600. Un rendimiento acumulado de 9,6% en tres meses.

El podio lo concluye el dólar oficial, que permitió aumentar el dinero inicial a $107.349 en todo el 2022.

«Resulta evidente que ninguna de las opciones disponibles en el menú seleccionado pudo mantener el poder adquisitivo de los ahorros de nuestro pequeño inversor, tras finalizar el primer trimestre», dice a iProfesional el analista Andrés Méndez, director de AMF Economía.

Y agrega: «Es que en un contexto de aceleración inflacionaria, donde los precios internos aumentaron en el trimestre a un ritmo anualizado del 70% frente a un IPC Nacional que aumentó 50% en 2021, genera que ni con la política del Banco Central de aumentar los rendimientos mínimos de los plazos fijos, ni el rendimiento de los activos bursátiles, ni tampoco los dólares que bajan de precio por las buenas noticias de un nuevo acuerdo con el FMI, se pueda equiparar la suba de precios».

Los mejores posicionados fueron los plazos fijos

Ante las pérdidas generalizadas acumuladas en el año frente a los niveles de inflación y devaluación, los mejores posicionados fueron los plazos fijos.

Rendimientos negativos de las inversiones en pesos

 

En otras palabras, de acuerdo al análisis, todas las opciones de inversión resignaron poder de compra y se descapitalizaron en esta primera parte del año frente a la inflación y/o apreciación de la moneda.

En tan sólo 90 días, un inversor que adquirió dólares financieros a principios de año resignó entre 13,2% (dólar blue) y casi 20%, en el caso del dólar contado con liquidación.

«Es una significativa descapitalización que podría acrecentarse en el segundo trimestre del año, dado el estacional aumento de la oferta de divisas que opera durante el período», resume Méndez.

En cambio, por el lado de los ahorristas más conservadores, que son aquellos se inclinaron por depósitos a plazo, fueron los menos afectados pero igual perdieron frente a la cotización de la canasta de bienes y servicios que mide el IPC Nacional.

Es que a fines de marzo obtuvieron en todo el año un menor poder de compra de 1,9%, en el caso de los que invirtieron en plazo fijo UVA, y una pérdida de 3,9% en el ejemplo de los que apostaron a la colocación tradicional.

«Esto brindaría una conclusión para esta primera parte del 2022: consumir y/o adelantar consumos está resultando la forma excluyente de preservar el poder adquisitivo de los fondos, algo que quizás escape de las intenciones de alguien que busca resguardar sus fondos para utilizarlos en un futuro no tan cercano», afirma Méndez.

Desde inicios de 2021 a la fecha, la mejor inversión resultó el índice líder de acciones (Merval), que aumentó el capital hasta casi los $180 mil.

Desde inicios de 2021 a la fecha, la mejor inversión resultó el índice líder de acciones (Merval), que aumentó el capital hasta casi los $180 mil.

¿Cuánto ganó una inversión de $100.000 desde 2021 hasta ahora?

 

Diferente es la situación para el ahorrista de una inversión realizada con $100 mil a inicios de 2021 y que se la mantuvo hasta fines del último marzo, ya que el índice Merval de las acciones líderes de la Bolsa de Comercio es el más rendidor y, a su vez, es la única opción que evitó la pérdida de poder adquisitivo de los fondos frente a la inflación.

Es que en todo el 2021 más el primer trimestre de 2022 los principales papeles de empresas generaron que el capital inicial ascienda casi 80%, hasta los $179.300 al 31 de marzo pasado.

En tanto, el ahorrista de un plazo fijo UVA «salió prácticamente hecho» y casi le empató a la inflación, al obtener los últimos 15 meses unos $171.300. Es decir, sumar más de $71 mil de ganancias al capital inicial.

«En este contexto, es notoria la pérdida de las diversas variaciones de dólar estadounidense, mientras que el plazo fijo tradicional también sufrió un recorte en el capital invertido. Es que en este lapso de un año completo y tres meses lleva perdidos alrededor de 15% de su poder de compra inicial de 2021″, calcula Méndez.

Inversiones para los próximos meses

 

Ahora bien, para los próximos meses, los ahorristas comienzan a pensar cuáles serán las alternativas de inversión que estarán mejor posicionadas.

«En primer lugar, despejadas y resueltas las negociaciones con el FMI, y ante la estacional situación del mercado cambiario por la liquidación de la cosecha gruesa del campo, no debe esperarse un gran reposicionamiento del dólar estadounidense. Claro, salvo que haya imponderables vinculados con las turbulencias internacionales, como puede ser el conflicto bélico europeo», analiza Méndez.

Los inversores en pesos y en dólares miran las perspectivas locales e internacionales para los próximos meses.

Los inversores en pesos y en dólares miran las perspectivas locales e internacionales para los próximos meses.

 

A su entender, podría aventurarse una recuperación de los rendimientos del plazo fijo UVA, a partir de alguna desaceleración de los elevados índices inflacionarios de febrero y marzo pasados.

«En esa circunstancia, el plazo fijo UVA recuperará lo perdido en estos primeros meses del año. También una eventual desaceleración del ritmo de crecimiento de los precios, dejaría mejor posicionados a los plazos fijos tradicionales«, agrega el experto.

Finalmente, opina que el Merval «no tiene el margen» para expandirse como lo hizo en 2021. Es decir, si bien puede recuperarse frente al «pobre» desempeño del trimestre pasado, considera que «no están dadas las condiciones para que los activos empresarios se valoricen en forma significativa».

En resumen, Méndez sostiene que sólo mejorarán aquellos activos vinculados con actividades que se reposicionan en función de los cimbronazos del contexto internacional y a partir de la progresiva superación de las mutaciones que introdujo el Covid-19.

IProfesional.com

Comparte:

Noticias relacionadas