Por la incertidumbre global, mineras de oro logran su mayor ganancia anual desde 2002

Las mineras de oro sincronizan su mayor ganancia anual desde 2002 y su primera ganancia anual en seis años en 2016 – con un aumento de más del 50 por ciento – impulsado por un salto en los precios del oro sumado a la reducción de costos que ayudó a elevar sus márgenes.

Las mineras de oro han avanzado más de un 17 por ciento en lo que va de año. El salto de precios ha beneficiado a los productores del metal precioso, con el índice de los mineros de oro NYSE Arca, que incluye cerca de 50 nombres tales como Barrick Gold (NYSE: ABX) y Newmont Mining (NYSE: NEM), un 1,6% el lunes. En los últimos siete días, el índice ha ganado más de un 8,5%.

Los precios del oro siguieron subiendo e impulsan las acciones de los productores por séptimo día consecutivo, en  la racha ganadora más larga desde agosto de 2014.

El COMEX oro para abril subía un $ 9.70 por onza a $ 1,230.50, ya que los inversores – encabezados por los fondos de cobertura seguían tras el metal amarillo en busca de activos más seguros.

La semana pasada, los precios del oro subieron más de un 2% de anotar su mayor avance porcentual semanal desde junio, según los datos de Dow Jones.

El oro está apostando a que la administración de Donald Trump dará lugar a una fuerte expansión económica de Estados Unidos, las tasas de interés más altas y un dólar más fuerte.

El  NYSE Arca, que incluye cerca de 50 empresas entre ellas  Barrick Gold y Newmont Mining, subió un 3,3 por ciento el lunes y ya suma 10% en los últimos siete días.

Es el eco de un espiral de ganancias: los precios del oro han subido un 3,8 por ciento a $ 1.235 la onza troy durante ese período de siete días.

La razón no es otra, para los analistas, que el nerviosismo de los inversores que empujó el índice S & P 500 a una caída del  0,2 por ciento a 2.293 en el cierre del lunes. El promedio industrial Dow Jones y el Nasdaq Composite operaban con una baja de 0,1 por ciento a 20.052 y 5.664, respectivamente.

La política y disputas legales generados por la prohibición de inmigrantes del presidente Donald Trump, las preocupaciones geopolíticas, como una posible disputa comercial tras las acusaciones de la nueva administración que los principales países como Japón y Alemania, más la debilidad de las monedas han ayudado a impulsar los activos de refugio.

«La aceleración del proteccionismo y la ‘guerra de divisas’ con  los socios comerciales clave debe ser visto como un catalizador de conducir el metal amarillo a los rangos más altos», dijo Rob Sica, director de metales globales de TD Securities.

NF

Comparte:

Noticias relacionadas