Por Vaca Muerta, Argentina podría exportar 500.000 barriles por día en 5 años

Si bien es posible definir a este 2022 como un año de crisis para el segmento de la energía en Argentina, en especial en lo que hace al gas para el invierno, el término no es netamente negativo, sino que significa que se está ante un cambio. La visión que plantearon los CEOs de las principales operadoras del sector hidrocarburífero del país es altamente positiva, ya que se ve este año como un momento trampolín, para que se avance en las condiciones necesarias para que en el corto plazo Vaca Muerta pueda explotar su potencial, multiplique su producción y permita que el país pueda exportar más de 500.000 barriles de crudo por día como inicio de una senda global.

Esa visión es en la que coincidieron los titulares de las principales firmas que participaron esta semana de la exposición Argentina Oil&Gas 2022 (AOG), el evento más importante de la industria hidrocarburífera que organizó el Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG).

La hoja de ruta que plantearon los CEOs parte de utilizar a este año como la preparación, o trampolín, para dar en no más de cinco años un salto en los niveles de producción de Vaca Muerta que haga pasar a la formación shale del actual escenario en el que hay saldos exportables, pero acotados, a ser un polo netamente exportador.

Para esto, el primer paso -o siguiendo la analogía del trampolín, el pie de pique- no es el desarrollo del enorme recurso de gas natural que tiene Vaca Muerta, sino de su petróleo.

Hoy el crudo del Mar del Norte cotiza a unos 115 dólares por barril, y se espera que al menos por un año su precio siga siendo alto.

En el ciclo de Charlas de los CEOs, los referentes plantearon el potencial del shale. (Foto: Enrique García Medina)

El CEO de YPF, Sergio Affronti, fue el primero en la exposición en plantear que en cinco años Argentina, de la mano de Vaca Muerta, podría producir 1.000.000 de barriles de crudo por día, prácticamente el doble de la producción actual.

Un posicionamiento que fue compartido por los CEOs de Pan American Energy (PAE), Marcos Bulgheroni, y de Tecpetrol, Ricardo Markous.

Ese nivel de generación implica que todo lo que el país no consume se exportaría, a razón de un poco más de 500.000 barriles por día.

En este 2022 la construcción del trampolín del éxito tiene varias patas claves. La primera es la infraestructura, tanto del tendido del gasoducto Presidente Néstor Kirchner en miras a que esté operativo en el invierno del año que viene, como la ampliación y reactivación de los oleoductos no pensando en el mercado doméstico que ya está abastecido, sino en la salida exportadora.

Ambos planes están en marcha, ya sea desde Ieasa con la licitación del gasoducto que tendrá las ofertas de los caños el próximo jueves 31, como de los oleoductos cuya ampliación encara Oldelval en la línea Puerto Rosales, e YPF y Enap en la línea a Chile.

Mientras tanto en los yacimientos, estas limitaciones que hoy se ven para un mayor crecimiento inmediato de la producción no paralizan los trabajos, sino que llevaron a varias empresas como YPF a preparar una suerte de colchón para estar listos a pisar el acelerador ni bien el transporte esté disponible.

Ese colchón pasa por un lado por la infraestructura, ya que es posible que este 2022 sea el año en el que más facilities se construyan en Vaca Muerta en su poco más de una década de trabajo.

Esas plantas de tratamiento, y líneas de interconexión y transporte entre bloques, se acompañan además por una segunda parte del colchón que son los pozos que podría definirse como “precocinados”.

La AOG 2022 cerró el miércoles con un clima optimista. (Foto: Enrique García Medina)

Los DUCs (por su sigla en inglés) son pozos perforados pero no completados, y serán la reserva fuerte de las principales empresas tanto para la producción de petróleo como en la de gas.

El vicepresidente de Upstream No Convencional de YPF, Pablo Iuliano, fue uno de los que detalló un paso clave en esta hoja de ruta hacia el trampolín. Explicó que en el corto plazo Vaca Muerta, y las demás cuencas del país, deben potenciar la exportación de petróleo, un mercado en el que el crudo nacional tiene ya presencia y buena recepción.

Esas exportaciones, pero multiplicadas por varias veces sobre el nivel del 2021, serán las que generen un flujo económico, y de divisas verdes, que permitirá apalancar el desarrollo del otro segmento: el del gas natural.

La idea podría sintetizarse en una frase paradigmática que resuma que hay que producir más petróleo para poder desarrollar el proyecto de una planta de gas natural licuado (GNL).

Pero la realidad marca que ese paso no tiene nada de paradigmático y de hecho desde Transportadora Gas del Sur (TGS) se tomará hacia fines de este año la decisión de inversión en lo que podría ser la primera planta modular de licuefacción del país, junto a Excelerate Energy.

Mientras una visión de cortísimo plazo marca que el invierno de este año está a la vuelta de la esquina y representará una sangría de divisas para la importación de gas de un Estado que tiene una billetera anémica, las operadoras de peso en el segmento del gas se preparan para que ni bien el nuevo gasoducto esté listo, puedan pisar a fondo el acelerador, multiplicando la producción para llenar el caño.

Claro está que otros factores pueden alterar este escenario, ya sean a nivel global como sucedió con la pandemia, o a nivel local con la regulación del sector, haciendo que como puede pasarle a un deportista, se pise mal la tabla de pique y el trampolín se convierta en todo un dolor de cabeza.

Fue por esto que no solo se planteó a las autoridades nacionales la necesidad de que se avance a paso firme en la ampliación del transporte de crudo y gas, como la prioridad incluso antes que normas de promoción, desde las firmas también se enfatizó que Vaca Muerta tiene un as bajo la manga, y es que la productividad de la roca madre es un 25% superior a la de los mejores campos del shale de los Estados Unidos.

El anfitrión de la gran exposición AOG 2022, el presidente del IAPG, Ernesto López Anadón, resumió con claridad este escenario del sector, al asegurar que “es un crimen no desarrollar todo el enorme potencial que existe, en especial sabiendo que la industria petrolera tiene fecha de vencimiento”.

Rionegro.com.ar

Comparte:

Noticias relacionadas