Presupuesto 2022: la jugada sorpresa del oficialismo, lo que habrá que cambiar y lo que pide el Fondo Monetario

La presentación del ministro de Economía Martín Guzmán del Proyecto de ley de Presupuesto 2022 es una buena señal para el futuro, pero todavía hay muchas dudas con respecto a su aprobación. Este lunes, los Diputados comenzaron a debatir sobre las proyecciones establecidas para el dólar, la inflación, el crecimiento, el déficit, el consumo y la inversión en Argentina de cara al próximo año.

La gran incógnita es cómo actuará parte del bloque oficialista en la votación del proyecto de la llamada «ley de leyes», que es clave para el Plan Plurianual que habrá que presentar al staff del Fondo Monetario Internacional (FMI). Tal como adelantó iProfesional, se sabe que el oficialismo daría el quórum, pero espera a que el futuro plan de ajuste lo vote la oposición.

El Gobierno piensa que sus rivales en el Congreso buscarán trabar la sanción del Presupuesto 2022 este año. Por ese motivo se acordó este domingo un plan para complicar a la oposición. En una cumbre realizada en el despacho de Sergio Massa en Diputados con la presencia de Martín Guzmán, se acordó acelerar a fondo el tratamiento esta semana, para dejar en evidencia a la oposición y avanzar con la prórroga por decreto del Presupuesto 2021 en caso que la oposición se niegue a votarlo.

Este fin de semana se conocieron detalles de la posición de Máximo Kirchner, líder del Frente de Todos y uno de los principales referentes de La Cámpora. En una cena el lunes pasado en un club de Barracas, expresó que «Alberto ya tiene asegurados los 116 votos de Juntos por el Cambio; y nosotros, después veremos que hacemos», contestó el jefe de la bancada oficialista a un grupo de diputados sobre la posición que adoptaría cuando llegue a la cámara la solicitud de aprobar el nuevo el acuerdo con el FMI.

Sergio Massa y Martín Guzmán volvieron a reunirse este lunes, antes de que el ministro presentara el Presupuesto.

Sergio Massa y Martín Guzmán volvieron a reunirse este lunes, antes de que el ministro presentara el Presupuesto.

Qué anticipa el proyecto de Presupuesto 2022

Las cifras ingresaron al límite del 15 de septiembre a la Cámara de Diputados y anticipan las metas de políticas macroeconómicas, fiscal y cambiarias que hoy se rediscuten con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Es probable que sean modificadas, pero por el momento fuentes cercanas al Gobierno informan que posiblemente haya un DNU antes de fin de año para prorrogar el Presupuesto.

El Proyecto de Presupuesto 2022 ingresó al Congreso de la Nación el 15 de septiembre pasado y que lleva la firma del presidente Alberto Fernández y del ministro Guzmán, establece un crecimiento del 4% del Producto Bruto Interno (PBI), una inflación del 33% –es decir 12 puntos porcentuales debajo de la previsión para el cierre de 2021– y un dólar a $ 131,1. A la vez que no contempla el pago de vencimientos de capital al Fondo Monetario Internacional (FMI) y proyecta un incremento real del gasto social y una reducción de los subsidios energéticos.

Los números oficiales estiman que la economía crecerá en 2022 un 4% y elevan la proyección para este año a 8%. Sin embargo, hoy el Gobierno ya prevé una suba del PBI del 10% en 2021, que permitiría recuperar lo perdido en 2020. Los economistas y el FMI coinciden en estimaciones por debajo del 4% de Guzmán y calculan un 2,5% promedio para 2022.

Para 2021, en tanto, sincera un aumento de la inflación del 45% en el Presupuesto, aunque las mediciones mensuales del Indec ya lo sobrepasaron. Se espera un cierre en torno al 50% para el IPC de este año. La mayoría de los economistas consultados por iProfesional señalan que suba de los precios en 2022 volverá a estar alrededor del 50%, por lo que uno de los principales ejes de cuestionamiento de la oposición es la meta de inflación.

Con respecto al resto de las variables, las proyecciones para 2022 muestran alzas en el consumo privado del 4,6%, del consumo público del 3,1%, de la inversión del 6,6%, con una mejora de las exportaciones del 7,5% y de las importaciones del 9,4% para concretar un saldo comercial de unos u$s9300 millones y con un tipo de cambio nominal de $131,1 por dólar para diciembre 2022.

Para 2021 ratifica un tipo de cambio que según lo previsto para fin de diciembre, llegará a los 102,4 pesos (Hoy el dólar mayorista cotiza en $101,65). Además, se prevé un aumento de las exportaciones del 12,2%, con un saldo comercial de u$s12.876 millones.  Hoy el dólar mayorista cotiza en $ 101,65 pesos.

En referencia la política fiscal, el proyecto prevé un escenario para 2022 de un déficit primario del 3,3% y un resultado financiero del 4,9% del producto. El acuerdo con el FMI gira también sobre este punto y pide llevar ese déficit por debajo del 3% del PBI. Para este año se proyecta un déficit primario de 4% del PBI y un déficit financiero del 5,4%. Sin embargo, de la mano de un pase contable de los Derechos Especiales de Giro (DEG) y los aportes extraordinarios, el Gobierno podría sobrecumplir la meta, aun tras el aumento del gasto electoral.

Este presupuesto con déficit del 4,9% se financiará con una combinación del crédito y financiamiento del Banco Central, que para 2021 fue de 3,6% del producto; pero que para el próximo año se reducirá al 1,8%, es decir una reducción a la mitad, en tanto que los títulos públicos aportarán un 2% del producto.

Para los sueldos formales, el Gobierno estimó que el salario real continuará recuperándose y a septiembre de 2021 alcanzó una mejora del 2,2% del RIPTE, y se apunta a un crecimiento del 4% interanual para 2022.

Guzmán trata de convencer a los legisladores sobre su Presupuesto 2022.

Guzmán trata de convencer a los legisladores sobre su Presupuesto 2022.

El Presupuesto, clave para la negociación con el FMI

Todo esto se da en medio de una renegociación del acuerdo con el FMI que firmó en 2018 el gobierno de Mauricio Macri y por el cual la Argentina recibió unos 45.000 millones de dólares que debe devolver. El FMI pide, entre otras cosas, que el BCRA deje de perder reservas líquidas internacionales, que reduzca el déficit fiscal este año para comenzar a tener superávit fiscal a partir de 2023, que se reduzca la financiaron del déficit fiscal a través de la emisión monetaria y una actualización de las tarifas de los servicios públicos –en particular luz y el gas– para reducir los subsidios económicos.

El sendero de una futura devaluación del peso es una de las preguntas clave para los legisladores del oficialismo y la oposición. Para reforzar la recuperación de la economía, el Ministerio de Economía considera que es necesario mantener un margen para sostener la demanda agregada. En su último comunicado, el FMI detalló que habrá fondos para infraestructura -obra pública- y planes sociales, además de admitir que «la economía se ha recuperado más fuerte de lo que se esperaba».

En cuanto al desagregado de los distintos tributos, se prevé una mejora sustancial en términos reales, con una inflación al 33%, en buena medida asociada a una recuperación de la actividad económica que impacta en ítems como ganancias, IVA o los tributos de la seguridad social.

El Proyecto de Presupuesto 2022 muestra que sus proyecciones no consideran el pago de unos u$ss19.000 millones al FMI el año próximo. Por lo tanto, da por cerrada una renegociación que le permitiría postergar pagos hasta 2026. Pero, por ahora, hay muchas dudas con respecto no solo al cierre de esa negociación si no en particular a si el Gobierno dispondrá el año que viene de un Presupuesto 2022 que sería la base del Proyecto de Presupuesto Plurianual que piden los técnicos del FMI.

IProfesional.com

Comparte:

Noticias relacionadas