¿Quieres vender el oro que tienes en el joyero? Así sabrás cuánto vale

El oro ha sido, tradicionalmente, un activo refugio. Es decir, cuando las bolsas caen por una crisis, como la que estamos viviendo ahora, los inversores mueven el dinero al oro, por su crecimiento. Sin embargo, en épocas de crisis, en las muchas familias necesitan liquidez, la venta de oro se dispara.

El oro ha tocado máximos en el mes de abril cuando la onza llegó a los 1.788 dólares en abril. Una fecha en la que el mundo ya estaba en medio de la crisis sanitaria del coronavirus y en algunos lugares la crisis económica estaba haciendo su aparición.

Durante los primeros días de la caída de bolsas, el oro mostró una mayor volatilidad por su correlación con el dólar, es decir, si el dólar sube, comprar oro es más caro en el resto de las divisas, por lo que la demanda baja y el precio también. Si se incrementa la diferencia con el resto de monedas, significa que se fortalece frente a ellas, mientras que, si se reduce, se debilita. 

Los expertos del banco privado suizo Julius Baer, apuntan que el ambiente en los mercados financieros es alentador, lo que refleja las expectativas de un entorno económico mejorado. De esta manera, “el oro ha estado perdiendo terreno últimamente. Todavía creemos que una recesión está totalmente valorada en oro en los niveles actuales”. En el futuro, la pregunta clave que se hacen los expertos es si el entorno económico mejorará o se deteriorará nuevamente. “Vemos una probabilidad limitada de esto último y, por lo tanto, permanecemos neutrales ante el oro”, apuntan.

VENDER TU ORO

En épocas de crisis, puede que el consumidor se vea en la necesidad de recurrir a la venta de objetos de oro o plata para afrontar gastos de primera necesidad. Por esta situación, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha puesto señalado una serie de consejos prácticos que ayudarán al consumidor interesado a realizar la venta de este metal con seguridad.

Al igual que otros metales, el oro también se negocia en diversos mercados. De las transacciones que se realizan en ellos resulta el precio internacional del oro puro en dólares USD por onza. Si bien, a efectos prácticos, la clave es el precio en euros por gramo.

La Organización explica que el valor de una pieza de oro se determina en función de su peso y número de quilates, lo que debe ir marcado en la pieza junto a la identificación de su autenticidad. P.ej. la joyería española presenta una marca de 3 cifras que indica las milésimas de oro (999 equivaldría a 24 quilates; 916 a 22 quilates, etc.…) y un código de 3 cifras y 2 letras del fabricante. Un menor número de quilates significa una menor pureza, por lo que el valor será menor que el de oro de alta pureza.

Por lo tanto, para conocer el precio del metal amarillo, OCU recomienda:

1º) Visitar el conversor de OCU.

2º) Introducir el peso determinado

3º) Introducir su número de quilates

El importe que se obtenga será el valor calculado, según el precio de referencia mayorista del mercado de Londres.

Con el resultado de la calculadora de OCU se podrá valorar si el precio que ofrecen al consumidor está por debajo del real. Comprobar dicho valor es esencial, ya que, lamentablemente, abundan los intermediarios poco escrupulosos que ofrecen precios muy por debajo de los del mercado.

Por último, OCU recuerda que estas transacciones no están exentas de tributación. A la hora de rendir cuentas a Hacienda, las ganancias o pérdidas que se obtengan por la venta de oro físico se han de declarar en el IRPF como ganancias de patrimonio. Dicha ganancia se calcula por la diferencia entre el precio de compra y el de venta, teniendo en cuenta los gastos aplicables a la operación.

Byzness.elperiodico.com


Related posts