Radiografía de la cal sanjuanina, materia prima esencial para la industria nacional

Los yacimientos calcáreos más importantes de la Argentina se encuentran en San Juan. En materia de producción, las cales representan la segunda actividad minera provincial y la primera en la minería no metalífera. Por su excelente calidad, la cal sanjuanina es requerida no solo por la industrial local, sino también nacional e internacional.

Los centros de producción están distribuidos en distintos puntos de la provincia. El principal se encuentra en el departamento Sarmiento, en las localidades de Divisadero, Cienaguita y Los Berros. También hay yacimientos ubicados en la zona de Villicum, Albardón; Sierra Chica en Zonda; y en Jáchal.

La cal es uno de los materiales más antiguos usados por el hombre, y actualmente es muy requerido por muchas industrias, entre otras: la siderúrgica (para la elaboración de aceros de alta calidad), construcción, papelera, azucarera, química, minería metalífera y vidrio.

San Juan produce más de dos mil millones de toneladas anualmente. El 90% de la producción local está repartida entre 6 empresas, mientras el resto se reparte entre pequeños propietarios de hornos criollos.

Sobre la capacidad instalada, es decir el potencial que tienen las empresas para producir cal en función del factor nominal de sus instalaciones, la capacidad instalada de las grandes caleras, según datos oficiales, es de 1.482.000 toneladas por año. Es decir, 4.060 toneladas al día.

Mientras que la capacidad instalada en medianas y pequeñas caleras es de 626.400 toneladas al año, unas 1.760 toneladas por día. Sumando ambas se obtienen 2.108.400 toneladas por año, unas 5.776 toneladas por día.

El 36% de lo producido en tierras sanjuaninas es exportado a Chile. El país trasandino destina un gran porcentaje de las cales recibidas para desarrollar su actividad minera.

Con relación al consumo interno de cales, el 23% está destinado a la construcción, el 20% a la siderurgia y el 9% a la minería y el agua.

Existe la posibilidad de que en un futuro cercano haya una mayor demanda de cales por parte del sector minero en el caso de que ciertos emprendimientos locales comiencen a producir.

En cuanto a la industria nacional, el 50% de las cales sanjuaninas son utilizadas por la construcción y el 18% para siderurgia. Una parte sirve para la potabilización del agua en las ciudades de Reconquista, Santa Fe y Rosario.

LOS PRINCIPALES CENTROS DE PRODUCCIÓN EN SAN JUAN SE ENCUENTRAN EN LAS LOCALIDADES DE DIVISADERO, CIENAGUITA Y LOS BERROS, DEPARTAMENTO SARMIENTO; EN VILLICUM, ALBARDÓN; SIERRA CHICA EN ZONDA; Y JÁCHAL.

Diarioelzonda.com


Related posts