Reactivan la obra del nuevo penal en Ullum

Para poder comenzar la construcción del nuevo Servicio Penitenciario en Ullum, el Gobierno llegó a un acuerdo sobre el sistema de financiación con el consorcio de empresas que llevará adelante las tareas. El Ejecutivo hará un desembolso menor y en partes del anticipo financiero previsto inicialmente, que es el fondo que requiere la Unión Transitoria de Empresas (UTE) para arrancar con la obra. Ese mecanismo permitirá el punto de partida y que la provincia pueda realizar otras tareas complementarias para dotar de servicio a la futura instalación, como luz, agua y las defensas en la zona ante las lluvias. Así, la obra que estaba trabada por la crisis financiera nacional, finalmente se hará por partes para comenzar con la construcción de la Unidad de Régimen Cerrado, de máxima seguridad, con una capacidad para 326 internos. Luego se continuará con el resto de las estructuras para que en 1.095 días los tres edificios estén completados. La construcción arrancará antes de diciembre.

El nuevo Servicio Penitenciario para la provincia tuvo su etapa inicial en 2017 cuando las autoridades confirmaron el lugar en donde se hará la edificación (Ver claves). En ese mismo acto, convocaron a las empresas interesadas. Un año más tarde se hizo la licitación con el objetivo de comenzar la obra en el primer trimestre de 2019. Pero la crisis económica nacional impactó en la proyección de recursos para los trabajos. El presupuesto oficial ascendía a los 1.658.250.750 pesos y la obra fue adjudicada a la UTE de Cicon, Daz, Chiconi y Sat por un total de 1.980 millones de pesos. Por el desfasaje, la crisis financiera y la inflación, un punto que quedó en el centro de la negociación entre el consorcio y la provincia fue el anticipo financiero. De no haber ocurrido la crisis, el Ejecutivo debió haber hecho un anticipo del 20 por ciento del monto adjudicado, es decir, casi 400 millones de pesos, a los que se suman los fondos necesarios para llevar luz y agua y proporcionar una defensa contra las crecidas de la zona. Lo que en total implicaba un sólo desembolso importante para las arcas del Estado. Frente a ese escenario, las partes acordaron bajar el anticipo financiero del 20 al 7,5 por ciento y a éste, dividirlo en tres pagos de 2,5 por ciento cada uno. Los desembolsos se producirán cada ocho meses y el primero de ellos está previsto entre septiembre y octubre.

El que brindó la información sobre la reactivación de la obra fue el ministro de Gobierno, Emilio Baistrocchi, en el programa «A todo o Nada» de Radio Sarmiento, quien luego le indicó a este medio que «lo que estaba previsto hacer en una etapa ahora se hará por tramos, comenzando con el área de Régimen Cerrado, para los internos peligrosos».

A su vez, el director de Arquitectura, Marcelo Yornet, confirmó el acuerdo con la UTE y dio detalles del mecanismo. El funcionario sostuvo que con el convenio, «el consorcio nos va a poder entregar una de las etapas concluidas en dos años, como es el edificio de la Unidad de Régimen Cerrado. Luego se podrá seguir con todas las zonas comunes, como el hospital y las áreas administrativas, para que después, en el último periodo, se construya la Unidad de Régimen Semi Abierto». Tras el acuerdo, lo que resta es cerrar la adjudicación y firmar el contrato para comenzar con los trabajos. Además, el pago de la obra se hará contra la presentación de los certificados de avance y las redeterminaciones. La construcción de un nuevo penal surgió de la alta demanda, ya que el de Chimbas está colapsado. Con una capacidad para 700 internos, contiene al doble. Por eso, la gestión uñaquista comenzó con la construcción de nuevos pabellones (Ver recuadro).

Claves

Penal de Chimbas

Tiene una capacidad para alojar a 700 internos, pero en la actualidad hay detenidos unas 1.400 personas. Con el paso del tiempo, el edificio ha quedado ubicado dentro de una zona urbana.

Nuevo penal en Ullum

Luego de un análisis exhaustivo, el Ejecutivo decidió edificar el nuevo penal en Ullum, en la zona de Matagusanos, a una distancia de 42 kilómetros de la Ciudad, en un predio de 130 hectáreas.

Más capacidad

La primera fase del complejo de Ullum tendrá una superficie de 43.220 metros cuadrados, con una unidad cerrada para 326 personas, más otra de régimen semi abierto para 284 internos.

Penal de Chimbas

La gestión uñaquista llevó adelante mejoras y obras para aumentar la capacidad del Penal de Chimbas. Con las obras, se aumentará en un 30 por ciento las plazas del inmueble.

La primera etapa fue inaugurada a principio de mes por el gobernador Sergio Uñac. El resto se espera que sea entregado en dos meses.

Son tres sectores en total y cada sección cuenta con 32 celdas, (64 en total) para alojamiento de las personas privadas de su libertad.

Cada pabellón posee baño con agua fría y caliente, duchas individuales y baño para discapacitados, además de un SUM incorporado para actividades recreativas, sumando a una zona para deportes.

Parte de las nuevas áreas estarán destinadas a los detenidos por el sistema de Flagrancia que en casi dos años de funcionamiento aporto 70 internos. Otras de las áreas irá a mujeres.

Diario de Cuyo


Related posts