Retirar la escombrera costaría USD250 millones y más de 4 años de trabajo

La decisión que tomó el juez federal Leopoldo Rago Gallo sobre el retiro de la escombrera Cerro Amarillo de suelo sanjuanino, le generará un fuerte dolor de cabeza a la minera chilena Pelambres. No solamente por el trabajo que demandará cumplir con la resolución judicial, sino además por el costo económico que traerá aparejado. Desde el Ministerio de Minería estiman que el costo que tendrá el retiro definitivo de las 35 millones de toneladas de piedra estéril tendrá un valor que superará los USD 250 millones. Una cifra para nada despreciable, teniendo en cuenta que publicaciones periodísticas del vecino país estimaban un 2017 con mayores costos para las empresas mineras que explotan suelo trasandino.

“Para saber a ciencia cierta cuánto puede costar el retiro de la escombrera tenemos que tener definidos varios aspectos importantes. Entre ellos el nuevo lugar donde será depositado todo ese residuo, la cantidad de recurso humano y de maquinaria que se necesitará y el tiempo que demandará. A pesar de esto hay estimaciones que nos hacen pensar que demandará una inversión superior a los USD 250 millones”, dijo una alta fuente del gobierno provincial.

En este sentido también aclaró que “debemos pensar que el retiro de la escombrera puede demorar, por lo menos, 4 años de trabajo”. Vale recordar que, si bien desde el gobierno provincia se pretende que el retiro de los escombros inicie de manera inmediata, primero debe cumplirse con algunos pasos previos que solicitó la Justicia Federal. Entre ellos el Plan de Sustentabilidad para evitar que el trabajo a realizar ocasione un mayor impacto ambiental del que ya hay en el lugar.

Para cerrar hay que decir que la resolución tomada por Rago Gallo responde a un pedido que a fines del mes pasado realizó el fiscal federal Francisco Maldonado para que el megabasurero de escombros y cubiertas de camión sea retirado de suelo calingastino.

Diario Huarpe

Comparte:

Noticias relacionadas