Ricardo Martínez: «El Gobierno debería hacer más timbreo en el exterior pero para buscar inversiones internacionales”

El ex presidente del Grupo de Empresas Mineras Exploradoras de la República Argentina (GEMERA), Ricardo Martínez, expresó su descontento por el estado actual que presenta la minería en Argentina tras dieciocho meses del gobierno del presidente Mauricio Macri.

Entiende que después y a pesar de la quita de las retenciones a la minería en 2016 y de la firma del Acuerdo Federal Minero en junio de este año, las inversiones en exploración y el desarrollo de grandes proyectos que muevan el escenario del sector no llegan a avizorarse. De esta manera, el ex titular de la entidad fue crítico con el desempeño actual de “algunos funcionarios del sector”. Además, describió a este 2017 como “un mal año” para la exploración minera.

Martínez expresó que “desde la secretaria (de Minería de la Nación) deberían tener una política activa de promoción de las inversiones”. En el mismo sentido remarcó en
forma irónica “En lugar de tanto timbreo para buscar votos, deberían hacer más timbreo en el exterior pero para buscar inversiones internacionales”, sentenció.

Llamó la atención que esta nota, de alto calibre para el sector minero argentino, no haya tenido rebote dentro de la industria. Es más, desde el mismo gobierno se decidió no responderle. Llamativamente, esta noticia no se replicó, hasta ahora, en ningún medio nacional ni del sector. Otro argumento al cual se recurrió desde los pasillos del MEyM
es que no descartaban que “esta responda a una interna de los mineros sanjuaninos”, ya que a días de esta publicación, GEMERA, eligió nuevas autoridades.

Pese a este razonamiento que tendió a quitar peso a las declaraciones, la crítica dolió ya que el empresario es un hombre del Pro. Además llamó la atención que dos altos funcionarios del área, tales como Julio Ríos Gómez y Mario Capello, son referentes del sector y de la provincia de San Juan no hayan defendido la gestión minera del presidente.
Más allá de esta lectura, los argumentos del ex presidente de GEMERA poseen varios adherentes que como siempre sucedió en este sector, no dan la cara y frotan sus manos ante este tipo de exclamación pública que los deleita.

Para Martinez, en realidad, el disparador de este enfoque es que el ministro Aranguren reaccione y “haga algo” por la minería. Entiende, junto a un numeroso grupo, que se deben ir a buscar inversores mineros al mundo. Mientras eso ocurre, plantea temas de fondo en torno a la vida últil de los proyectos para lo cual, desde su ámbito, el descubridor
de Veladero plantea imponer un esquema de “Regalias móviles”, para contrarrestar lo antieconómico del cierre de minas. Cuestiones técnicas y políticas que el Pro o Cambiemos, no han deseado profundizar.

La perspectiva del destacado geólogo no quedó en la chicana “timbrera” que caracteriza al macrismo, fue por más y sentenció sobre la actualidad del sector exclamando que “tienen que salir el sector público y el privado de forma conjunta a buscar inversiones internacionales”,
comentó.

El aporte de la minería:

La noticia publicada por el EconoJournal y escrita por el periodista Roberto Bellato, señala en forma textual las palabras del empresario sanjuanino que expresó: “El sector minero tiene mucho más para hacer de lo que se está haciendo. Hay una situación de indefiniciones, porque tenemos un ministro que mucho no sabe de minería y un secretario que quizá tenga otros objetivos, cuando debería haber una política activa de buscar inversiones”. Y agregó que “son funcionarios que están mirando la micropolítica en lugar de ver y actuar sobre la macro economía”.

Sobre el Acuerdo Federal Minero firmado en la Casa Rosada el 13 de junio, comentó que “se refrendaron cosas que todo el mundo ya sabía que existían en el país, como el código minero o la Ley de Inversiones Mineras, sólo cambió algo con el cálculo de las regalías”. Además, dijo que el acuerdo “debería haber sido una nueva cara de la minería Argentina, pero lo que quedó es que fue una proclama política”.

“Creo que el mundo, donde tenemos que ir a buscar las inversiones, está diciendo que el acuerdo fue decir algo que ya estaba dicho, no se avizora hoy una renovación de proyectos que es lo que le da sentido a un acuerdo minero”, sentenció.

Por último, se refirió al desempeño de la exploración minera en 2017: “Salvo por el litio, está bastante mal. Este año se invirtieron en exploración cerca de 120 millones de dólares sumando al litio, que aportó unos 70 o 80 millones de dólares”, señaló el ex titular de GEMERA.

Según los datos que maneja la entidad, entre 1997 y 2004 el promedio de inversión en exploración fue de 450 millones de dólares anuales. Desde la implementación de las retenciones en 2010, “las curvas de exploración empezaron a bajar drásticamente” y “hoy estamos en una meseta declinante”, concluyó Ricardo Martínez.

Geominera

 

Comparte:

Noticias relacionadas