Rodolfo Suarez: «No haber avanzado con la minería es una oportunidad perdida»

El gobernador Rodolfo Suarez admitió que no haber podido avanzar con su proyecto minero «fue un golpe muy duro» y adujo que «es una oportunidad perdida» para ampliar la matriz productiva y generar empleo.

«Hubo una campaña muy fuerte del miedo y fue un golpe muy duro para mí, porque siempre hemos dicho que lo que buscábamos (con la minería) era ampliar la matriz productiva, que se generara un circulo virtuoso para el Estado y que eso se volcara al sistema de agua y a generar mejores puestos de trabajo, pero también dijimos que quien manda es la gente y en ese momento hubo un bien superior que había que cuidar que era la paz social», reconoció Rodolfo Suarez.

A poco más un año de aquel rechazo social a su intención de modificar la Ley 7.722 y habilitar la minería metalífera en la provincia, que terminó con la plena vigencia de la ley antiminera, el mandatario lamentó «la oportunidad perdida» y hasta disparó contra los detractores de su iniciativa: «A los detractores les pregunto si cuando ponen la cabeza en la almohada piensan si con esa campaña le hicieron bien a Mendoza o no».

Si bien Suarez ya ha admitido que cree que la licencia social para la minería no se dará durante su mandato que concluye en 2023, en el balance que se permitió hacer en Radio Nihuil, admitió que tiene la esperanza de «que ese debate se haga con conciencia científica».

Ante los desafíos que deberá sortear el próximo año que ya comienza, Suarez señaló que su horizonte político está en generar riqueza y empleo: «Los niveles de pobreza han seguido creciendo y mucho más en pandemia. Por eso debemos centrarnos en ver cómo los mendocinos generamos riqueza y empleo. Esto (por la minería) no tiene licencia social, pero deberemos apuntar a otras formas. Ahora se aprobó la ley que regula la producción y venta de cannabis y eso puede ser una oportunidad», concluyó el titular del Ejecutivo.

En un año en que la política y su accionar también estuvieron signados por la pandemia, Suarez confirmó que tiene buen diálogo con el peronismo a nivel nacional, y puntualizó que habla cotidianamente con el ministro del Interior, Eduardo Wado De Pedro y hasta con el presidente Alberto Fernández, pero remarcó que esa fluidez no se da de igual manera con el peronismo local: «La oposición no tiene la misma actitud que yo a nivel nacional», despuntó y les endilgó el rechazo de tres obras fundamentales para Mendoza el año pasado.

Aunque adelantó que no prefiere entrometerse en la vida interna del peronismo mendocino, Suarez lo describió como un PJ «distinto al que se conoció en Mendoza con (Jo´se Octavio) Bordón o (Arturo) Lafalla. Acá lideran el kirchnerismo o La Cámpora y la obediencia a la conductora, que es la vicepresidenta Cristina Kirchner condiciona el buen diálogo», aseveró.

Diario Uno


Related posts