Rusia busca convertirse en el líder mundial de producción de oro en 2029

El aumento del precio del oro y las operaciones de fusión entre las grandes compañías mineras van a permitir que la producción mundial de oro siga creciendo en los próximos años. Rusia va ser el país que mejor aproveche sus recursos, hasta el punto de que se espera que releve a China como el mayor productor mundial para el año 2029.

Según un informe de Fitch Solutions, la producción mundial de oro, lejos de comenzar a decrecer, va a aumentar durante los próximos años, gracias a que el alto precio del oro permite explotar yacimientos que implican mayores costes y a las operaciones de fusión entre las grandes compañías mineras.

“Estimamos que la producción global de oro se va a incrementar desde los 106 millones de onzas (3.297 Tm) a 133 millones (4.136 Tm) en 2029, lo que representa un crecimiento del 2,5% anual. Esto supondría una aceleración del crecimiento respecto al periodo anterior, que fue de apenas el 1,2% entre 2016 y 2019”, apunta el informe de la consultora.

El principal protagonista de este crecimiento de la producción va a ser Rusia (en la imagen, la mayor mina de oro de Rusia, Olimpiada). Si el país ha liderado en la última década las compras de oro por parte de los bancos centrales, durante los próximos diez años se va a convertir también en el país que más aumente su producción de este metal precioso.

Así, según las estimaciones de Fitch, Rusia pasará de tener una producción de 11,3 millones de onzas (351,5 Tm) en 2020 a 15,5 millones (482 Tm) en 2029, lo que le convertirá en el mayor productor mundial.

Este aumento representa un crecimiento anual del 3,7% durante el periodo 2020-2029 y permitirá que Rusia acapare el 11,6% de la producción global al final de la década, en comparación con el 10,6% que representa en 2020.

Según el informe de la compañía de análisis de mercados, el incremento de la producción de oro en Rusia va a tener mucho que ver con las actuales y futuras sanciones impuestas por los Estados Unidos: “el riesgo cada vez mayor de que a los bancos estatales rusos se les impida negociar con activos denominados en dólares debido al progresivo deterioro de las relaciones bilaterales es lo que ha empujado al Banco Central de la Federación Rusa a incrementar sus reservas de oro. Mientras siga existiendo tensión en las relaciones bilaterales, la demanda doméstica de oro seguirá siendo muy importante”.

Por su parte, Australia, que actualmente es el segundo mayor productor mundial de oro, va a registrar un crecimiento del 2,2% anual en su producción durante los próximos años, lo que le acercará a China, al pasar de 11,07 millones de onzas (344,3 Tm) a 14,2 millones (441,7 Tm) en 2029.

Una de las claves de este crecimiento de la producción en Australia va a ser el desarrollo de la mina de cobre y oro de Carrapateena, una de las mayores del país, por parte de la compañía OZ Minerals.

Se trata de una mina subterránea que producirá 4,25 millones de tonelada de cobre y oro, con una vida estimada de 20 años. La producción media anual estimada es de 65.000 toneladas de cobre y 67.000 onzas (2,1 Tm) de oro.

Tanto Rusia como Australia son importantes competidores para China en cuanto a la producción mundial de oro. Especialmente en estos momentos, en que la producción de oro del gigante asiático se está viendo afectada por el endurecimiento de la legislación medioambiental relativa a los residuos sólidos de las explotaciones mineras de oro.

Ello ha provocado una oleada de cierres de minas de oro en el país y la consiguiente reducción de la producción en las principales provincias productoras, como Shandong, Jiangxi y Hunan.

Además, los años de explotación intensiva en busca de oro ha provocado la caída de las reservas y la producción de metal, e incluso parones en la producción en zonas como Qinghai y Gansu.

Según el informe, “la producción de oro de China va a permanecer estancada entre 2020 y 2029, con un crecimiento medio anual del 0,2%. Se trata de una importante ralentización si se compara con el 3,1% anual al que creció la cantidad de oro extraída en China en la década anterior. En cualquier caso, el país va a seguir siendo el mayor productor mundial de mineral de oro, con un margen muy significativo”.

En efecto, las compañías chinas están incrementando su inversión en minas de oro situadas en países extranjeros, debido a que la enorme demanda de oro de China supera con creces la producción doméstica.

Según señalan desde Fitch Solutions, “los acuerdos clave alcanzados durante los últimos años incluyen la compra por parte de Shandong Gold del 50% de la mina de Veladero a la canadiense Barrick Gold, por 960 millones de dólares. Ambas compañías van a trabajar juntas también en actividades de exploración en la zona. En 2017, Zijin Mining produjo 1,2 millones de onzas de oro (37,3 Tm), que representaron el 10,2% de la producción total del país”.

Oroinformacion.com


Related posts