San Juan: Empresa triplicará su personal y trabajará en nuevos productos

Con la inauguración de su planta en San Juan, la empresa de galletitas Tía Maruca se prepara para darle pelea a los grandes jugadores líderes del sector. A pesar de la caída del consumo, el año pasado Tía Maruca logró crecer un 32% en volumen y facturó $ 400 millones, lo que le permitió alcanzan una participación del 4% en el negocio de galletitas.

Con este impulso, compró en marzo la planta de la multinacional Pepsico en nuestra provincia, la exDilexis, donde se elaboran entre otros productos, las galletitas Quacker y las rellenas Toddy.

«Pepsico tuvo ofertas pero para el desguace porque en esa planta hay mucho capital, con equipos ingleses de primer nivel. Pero la idea de ellos era mantener la continuidad tanto para los empleados como para los productos que ellos desarrollan», explicó Alejandro Ripani, fundador de Tía Maruca, al diario Cronista Comercial. Este viernes será él junto al gobernador Sergio Uñac quienes cortarán la cinta habilitando una nueva fase de la marca.
La planta local tiene una capacidad instalada capaz de abastecer al 10% del mercado local de galletitas, que abarca unas 400.000 toneladas anuales y unos 12 kilos per capita. Con esta adquisición, Tía Maruca triplicará su cantidad de empleados ya que pasará de 200 a 600, y planea duplicar su facturación y llegar a los $ 800 millones a fines de 2017.
Sus proyectos de expansión también incluyen una inversión en una línea de producción de origen italiano para la fabricación de madalenas y budines y exportar un 10% de su venta a los Estados Unidos, Chile, Uruguay, Paraguay y Bolivia.

Related posts