San Juan: la autopartista ITEC nuevamente en una situación complicada

Una de las principales fábricas de la provincia, la autopartista ITEC que fabrica mazos de cables originales para Peugeot-Citroën, con 373 empleados, está obra vez en la cuerda floja al caerse un proyecto para sumar a la marca Fiat, según confirmó el gerente de la empresa, Carlos Rodríguez. Además, dijo que nunca recibieron la ayuda financiera prometida por Nación y Provincia.

«Fiat tomó la decisión de darnos de baja en su proyecto para este año, hace unos días mandaron una carta documento. Esto que era la única alternativa que teníamos para tener una visión de playa lejana en una situación en la que nos ahogábamos pero la arena estaba, desaparece. Nos quedamos abasteciendo a nuestro histórico cliente Peugeot-Citroën, que nos ayuda financieramente y fue el único que se portó bien con nosotros, es a quien debemos el estar sostenidos hasta hoy. Pero no da para más nuestra situación y nos hace evaluar que si no encontramos asistencia inmediata, la continuidad de la fábrica no está asegurada para nada”, dijo Rodríguez.

Este panorama tira por tierra las buenas nuevas que daban hace algunos días Rolando Manzanelli, secretario general del sindicato Plástico, y La secretaria de Industria de la Provincia, Sandra Barceló, respecto a la reactivación de la ex Delphi con Fiat.

El gerente aseguró que se quedaron con el certificado entregado por el gobierno de Cristina Fernández, para acceder a fondos del programa Fondo para el Desarrollo Económico Argentino (FONDEAR) «nunca recibimos un peso”. Tampoco entraron al beneficio del programa de Recuperación Productiva (REPRO) que asiste con parte del salario para mantener las fuentes de trabajo. «Necesitábamos esto como para ayudarnos el tiempo necesario hasta encontrar un nuevo proyecto que le diera a la fábrica ocupación completa. Nunca llegó”, dijo Rodríguez.

Hoy, todo se complica con la caída definitiva del proyecto de incorporar a Fiat como cliente. «¿Cuánto podemos aguantar así? Es difícil decir, depende de Peugeot-Citroën que nos asiste para la compra de componentes, es decir que es cliente y acreedor. ¿Cuánto soportará Peugeot? No sabemos. Cuánto vamos a resistir con millones de quebranto por mes no sabemos, pero se nos acabó el tiempo y la resolución de nuestra situación será inminente, eso es seguro”, lamentó el Gerente.

Un poco de historia

La fábrica la tomó Héctor Méndez en abril de 2015. La terminal arrastraba serios problemas ya que su anterior dueño, la internacional Delphi, había decidido cerrarla. «Cuando la tomamos la gente estaba suspendida, se había perdido el único cliente, Peugeot, que se estaba abasteciendo desde Brasil, y la cultura del trabajo estaba fracturada”, recordó Rodríguez.

Con un nuevo staff empezaron a poner en orden las cosas. «Fue un esfuerzo financiero fuerte, tuvimos que inyectar muchísimo dinero porque el stock de materias primas estaba vaciado, lo fuimos llenando. Recuperamos el negocio con Peugeot que volvió a comprarnos. Ahí empezó el derrotero nuestro reclamando lo que nos habían prometido cuando fuimos a San Juan, tanto del gobierno nacional como provincial, que era el apoyo. Los dos gobiernos entendían que la compañía que en ese momento tenía casi 500 personas, le sobraban 200, porque aun recuperando el trabajo con Peugeot no iba a poder dársele empleo a tanta gente. Pero aun así nos habían presionado mucho para que no licenciáramos a nadie”, dijo.

El tiempo pasó pero la empresa no lograba el apoyo financiero. Fue cuando presentaron un proyecto y ganaron para un nuevo modelo de Fiat que se iba a lanzar a mediados de 2017. Las cosas a Fiat no le fueron bien, «como al resto de la industria argentina”, y decidieron postergar el proyecto hasta fines de 2017.

Entonces, desde ITEC le pidieron a Fiat que los ayudara a hacer las inversiones para ese nuevo producto, al principio les dijeron que si, pero después dieron marcha atrás. «Nos dijeron que no podían asistirnos que teníamos que hacer nosotros las inversiones. Y volvimos a tocar el timbre muchas veces en todas las oficinas nacionales y provinciales, todo el mundo entendió y aplaudió el mantenimiento de la planta, pero la ayuda nunca llegó”, lamentó Rodríguez.

Luego aseguró que no tienen como financiar la empresa y que así no pueden seguir. «La compañía pasó de ser una multinacional a ser local con un solo accionista y no tiene espalda para soportar semejante quebranto bianual. No podemos sostener una sobredotación de personal como la que tenemos, no nos da el giro económico”, dijo.

Para finalizar, el gerente denunció: «Tratar de que la industria nacional autopartista salga delante de la mano de capitales locales no tiene el más mínimo apoyo de nuestro gobierno. No tenemos la más mínima ayuda, estamos en situación crítica”.

Tiempo de San Juan

Comparte:

Noticias relacionadas