Se achica la brecha de precios de celulares de alta gama con Chile

La brecha de precios entre los precios que existía entre los celulares premium comprados en la Argentina y en Chile, y que motiva a los argentinos a cruzar la cordillera para abastecerse de tecnología, comenzó a achicarse. La excepción siguen siendo los modelos de Apple, con precios altísimos en el mercado local que rondan los u$s 2290 para la versión iPhone 7 plus y u$s 1515 para el iPhone 7 y que duplican a los precios chilenos. Sin embargo, en otros modelos de alta gama las diferencias son cada vez más pequeñas: el Galaxy S8, de Samsung, cuesta u$s 1029 en Chile y u$s 1151 en la Argentina, solo un 12% más. En su versión Plus, el precio es de u$s 1165 para Chile y u$s 1333, un 14% más.

«Históricamente hacemos esta comparación de precios y siempre observábamos lo contrario. Esta vez encontramos que determinados productos dentro de la categoría de telefonía celular empezaban a tener cierta competitividad con Chile, que era el factor detonante a nivel mercado», explicó Pablo Frutos, marketing & business information manager de la consultora IntegraGO que realiza en forma periódica comparaciones de precios de smartphones entre la Argentina, Chile, Brasil, Uruguay, México y Colombia.

«No es casual, hay una apuesta enorme que están haciendo algunas compañías con una campaña de precios muy agresiva de la mano del lanzamiento de nueva tecnología. Hace un par de años, los valores del mercado chileno y el contrabando en el canal local empezaron a ser una competencia muy fuerte», destacó el especialista.

Según informes anteriores, en la misma categoría de smartphones, los precios de los modelos premium en la Argentina eran en marzo de este año un 45% más caros que en Chile en promedio y sin tomar en cuenta a los modelos de Apple. En diciembre del año pasado la brecha era aún más amplia, con una diferencia de 66%.

Ahora, otro producto que redujo su brecha es el Huawei P9, que está 31% arriba del precio del mercado chileno. Este modelo se puede conseguir por u$s 696 en Chile y u$s 909 en la Argentina. El precio más económico para ese equipo a nivel regional se encuentra en Colombia (u$s 580), donde la diferencia con la Argentina es de un 57% de diferencia con respecto al precio más económico de la región. En diciembre del año pasado, el modelo más caro de Huawei –el P8– costaba más del doble en el mercado local

En el caso del Moto Z Play, la diferencia entre el precio local y el chileno es de 49%. Es una diferencia alta, pero bastante menor que la que se registraba con los modelos de más alta gama de la marca a fines del año pasado, cuando era más del 80%.

«Un tema que también es muy importante a la hora de ver estas diferencias es la financiación que se ofrece en el mercado local. Estamos hablando de productos de más de $ 20.000 donde las cuotas juegan un rol fundamental», señaló Frutos. Desde la consultora también destacaron que las diferencias de precios regionales tienen que ver con el origen del producto. Colombia y México que cuentan con producción local e importación directa logran ser más competitivas. México tiene producción local pero también abastece a otros mercados lo que hace que el producto sea mucho más económico. La Argentina produce sólo para su mercado interno y es más difícil ser muy competitivo», advirtió.

Cronista

Comparte:

Noticias relacionadas