Se extiende hasta 2021 el congelamiento de alquileres y créditos UVA

En medio de la pandemia de coronavirus, el Gobierno nacional reconfigura el plazo del decreto que se emitió en marzo de este año al comienzo del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) y extiende los contratos que hayan finalizado desde esa fecha hasta febrero de 2021.

Para los créditos hipotecarios se resolvió que no podrán superar el valor determinado por el esquema de convergencia que desarrolla el poder ejecutivo hasta los pagos que se realicen en julio de 2022.

También se decidió extender hasta el próximo año los desalojos de viviendas que hayan caído en deudas y tengan ejecuciones hipotecarias, judiciales o extrajudiciales estén emitidas o no.

Además, el decreto toma en cuenta las variaciones que puedan haber surgido entre los salarios y las cuotas que se abonan y dispone que “las entidades financieras deberán habilitar una instancia para considerar la situación de aquellos clientes que acrediten que el importe de la cuota a abonar supera el 35 por ciento de sus ingresos actuales.”

Por último, la resolución del gobierno menciona que las deudas que generan estas extensiones podrán ser refinanciadas pero con la condición de que «las partes podrán pactar una forma de pago distinta que no podrá ser más gravosa para la parte deudora«.

BAEnegocios.com


Related posts