Se levantó el bloqueo en Vaca Muerta y los camiones comenzaron a cruzar hacia los yacimientos

El gobierno neuquino se comprometió a asegurar la provisión de agua potable mediante un sistema de emergencia y a construir una planta en los próximos 3 meses.

Después de dos días intensos y con cientos de camiones varados en la ruta, los vecinos de Añelo finalmente levantaron el paro que mantenía bloqueado el ingreso a Vaca Muerta.

La medida de fuerza fue desechada en el marco de una mediación que se llevó adelante en el Ministerio Público Fiscal de Neuquén.

Los pobladores mantuvieron aceleradas reuniones el miércoles durante el mediodía y la tarde con funcionarios del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) de la provincia.

El acuerdo de las partes quedó plasmado en un acta en la que cual se asegura la provisión de agua en la meseta, el sector más golpeado por las carencias del sistema.

Con esto los vecinos levantaron los piquetes en las rutas 7 y 17 por lo que comenzaron a avanzar los más de 100 camiones y camionetas de la industria petrolera que desde el lunes esperaban la apertura para dirigirse a los yacimientos que operan diversas empresas nacionales e internacionales.

El gobierno que conduce Omar Gutiérrez se comprometió a abastecer diariamente la meseta con camiones aljibe al tiempo que se implementará el tendido de una manguera que asegurará el suministro en la meseta justo cuando comienza la época más caliente y seca del año.

Además el EPAS construirá una planta potabilizadora en un plazo de 3 meses con el propósito de consolidar un servicio adecuado, trascendió de la reunión. Mientras tanto se utilizará una toma filtrante en el río y dosificadores de cloro que permitirán un suministro de calidad, fue informado.

«Desde el Ministerio Publico Fiscal convocamos a los vecinos de Añelo y a el gobierno para buscar un acuerdo a través diálogo y entendimiento. Este espacio fue aprovechado con éxito por las partes y permitió la solución del conflicto y el levantamiento de los cortes», indicó a Clarín el fiscal general de la provincia, José Gerez. «La fiscalía utilizó la herramienta de la mediación para restablecer la armonía y la paz social», agregó.

A largo de 48 horas cientos de camiones y vehículos, pertenecientes a empresas petroleras, estuvieron varados en la ruta y sus costados, muy cerca de Añelo, producto del bloqueo a Vaca Muerta por parte de un grupo de vecinos.

Los pobladores reclamaban la falta endémica de agua en la localidad conocida como la Capital de Vaca Muerta y donde viven unas 7000 personas.

Los vecinos venían denunciado que algunos barrios estaban sin suministro desde hace más de cuatro días y que había niños enfermos como consecuencia. El pueblo petrolero tiene importantes deudas estructurales a pesar de que se ha convertido en un polo de atracción de para numerosas familias que buscan una nueva vida en Neuquén.

El gobierno de Omar Gutiérrez hizo saber a los vecinos el fin de semana pasado que en 2023 llegarían inversiones en estructura por más de $2.000 millones.

Se estima que cada semana llegan a la localidad entre 3 y 3 familias para buscar una mejor calidad de vida.

Añelo es básicamente la puerta de entrada a unos de los yacimientos de gas y petróleo más grandes del mundo.

Fuentes del gobierno aseguraron a Clarín que los camiones cisterna ya habían colmado el martes los depósitos de la Meseta.

Pero los vecinos no se retiraron porque esperaban que la provincia se comprometiera a realizar inversiones de mayor envergadura y que solucionara de una vez el problema.

Hasta hace una década, Añelo contaba con unos 1.000 habitantes, pero hoy supera los 7.000 y otros tantos miles la atraviesan día a día camino a los pozos de producción. En Vaca Muerta y en los yacimientos tradicionales de Neuquén, La Pampa y Río Negro trabajan cerca de 30 mil personas en diversas áreas.

En este marco, los propios camioneros iniciaron ayer martes un “contra piquete” en reclamo por no poder continuar su ruta hacia los yacimientos. De este modo el bloqueo fue completo en la Ruta 7 y 17 a pocos metros del centro de Añelo.

El lunes se habían sumado los mapuches a la manifestación. En su caso exigían que se apure el relevamiento territorial en la provincia. Algunas familias además aseguran tener presencia ancestral en Vaca Muerta y áreas sensibles para la producción. El gobierno logró destrabar este conflicto y les comunicó que el proceso está en marcha y con los plazos en orden.

“Son contra piquetes de los camioneros que están varados en el lugar, que están imposibilitados de circular. Los camioneros ahora han obstaculizado toda la vía, así que la posibilidad de circulación es nula por los sectores. La situación es bastante compleja y difícil”, señalaba el comisario inspector Claudio Vinet en el momento más dificil del reclamo a La Mañana de Neuquén.

“Ayer fuimos a notificar a cada uno de los referentes de estos cortes, dándoles un plazo de dos horas para que desalojen. Estábamos en condiciones de llevar adelante esas medidas. Pero a última hora de la anoche se los convocó a los distintos actores para llevar adelante una negociación judicial a través el MPF”, agregó.

Vaca Muerta comenzó a ser explotada en 2013 después del acuerdo entre YPF y Chevron. Se calcula que el yacimiento requiere de aquí a 2030 unos USD 68.500 millones de inversión para terminar generando otros USD 45.000 millones anuales en exportación de gas y petróleo. El equivalente a producir 750 mil barriles diarios y 140 millones de m³ de gas. En Neuquén, nadie duda de que se logrará.

https://www.clarin.com/
Comparte:

Noticias relacionadas