Sin acuerdo, imponen precios congelados en alimentos hasta enero

La comunicación del funcionario fue anoche al término de la reunión que mantuvo tanto con el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA) y de la cámara COPAL, Daniel Funes de Rioja; y con el director ejecutivo de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), Juan Vasco Martínez. Feletti fue muy claro en que “la resolución fue presentada” a ambos y “no rechazaron el planteo”.

El titular de Comercio ponderó que sobre alrededor de 1.500 productos, apenas “139 fueron observados por las empresas”, en tanto que “68 de las observaciones provinieron de una sola empresa”. Será una especie de “Precios Cuidados ampliado y no se modificará la cartelería”, puntualizó.

Asimismo, Feletti expresó que “apelará a un monitoreo en conjunto con los gobernadores e intendentes” y que espera “responsabilidad empresaria” porque “es un esfuerzo no muy mayor en rentabilidad y por 90 días”.

Imprevistamente, la lista había saltado de 1.247 productos a 1.650, producto de la suma de Precios Cuidados, Súper Cerca y 900 artículos que se agregan en esta oportunidad. Finalmente, la variable nómina quedará apenas por debajo de las 1.500 posiciones. Ayer, BAE Negocios había informado que “mañana (por hoy) se oficializa. Con o sin consenso. Esperemos que se imponga la vocación de acuerdo. Como no hubo oposición, creemos que hay consenso”. En caso que las compañías expresaren su rechazo al volumen de bienes, “saldrá una resolución”, señalaron categóricamente desde el Ejecutivo, lo cual finamente sucedió.

Precios ampliados

Dentro de la citada canasta, que deberá mantener los valores del 1 de octubre, se encuentran los bienes ya incluidos en el programa de Precios Cuidados, que por primera vez en su historia no tendrá aumentos. Esta canasta existirá solamente por tres meses y luego se volverá al esquema tradicional de Precios Cuidados, según pudo saber BAE Negocios.

Feletti criticó el comunicado emitido por COPAL, horas antes de la cumbre y dijo que Funes de Rioja había expresado que tal vez había sido un error.

Copal puso presión al afirmar: “El argumento de que la inflación se aceleró por los aumentos de la categoría de productos de alimentos y bebidas pierde sentido ya que existen otras divisiones cuyos precios crecen por encima del Índice IAB y del Índice General”.

“Frente a la amenaza de la aplicación de la Ley de Abastecimiento y las manifestaciones sobre codicia, hay que reconocer que la industria no es la causa de la inflación sino que sufre sus consecuencias. La realidad demuestra que las políticas de congelamiento de precios no logran resolver los desequilibrios macroeconómicos que dan origen a la inflación. Adicionalmente, resultan insostenibles ya que afectan el largo plazo para la continuidad productiva”, agregó.

“Estamos abiertos al diálogo, siempre hemos demostrado el esfuerzo para acompañar las iniciativas y programas planteados por el Gobierno en materia de precios, así como nuestro compromiso de abastecimiento de alimentos y bebidas a las familias argentinas. Contamos con toda la predisposición para encontrar juntos soluciones que sean sostenibles dado que tenemos un rol clave para motorizar la reactivación post-covid de la economía, logrando un crecimiento federal y a largo plazo”, concluye Daniel Funes de Rioja.

Baenegocios.com


Related posts