Sturzenegger dice tener la receta para solucionar el problema del dólar: esto hay que hacer

El ex presidente del Banco Central Federico Sturzenegger le recomendó al gobierno de Alberto Fernández salir del cepo cambiario ya que aseguró que «un país con cepo no puede crecer», al tiempo que destacó la labor del ministro de Economía, Martín Guzmán.

«Tener un cepo en este mundo de abundancia de capital parece un sinsentido. Escucho que no se puede sacar el cepo porque no hay reservas, y yo creo que es al revés: no hay reservas porque hay cepo», sostuvo Sturzenegger.

El economista posgraduado en el MIT remarcó que durante su gestión en el Central se sacó el cepo en un día y se produjo una acumulación de reservas de u$s40 mil millones en dos años.

En ese sentido, subrayó que «un país con cepo no puede crecer, porque mientras haya cepo» Argentina nunca será «un destino atractivo para inversión interna ni externa».

En cuanto a los problemas económicos del presente, consideró que «hoy la tensión se genera básicamente porque el Gobierno tiene un desequilibrio fiscal que cubre con emisión, y no sabés donde puede terminar» ya que no tiene reservas que justifiquen esa emisión.

En tanto, manifestó que el camino de salida es «ordenando lo fiscal por un lado y con políticas que generan confianza y que permitan mejorar la productividad por otro». «Nuestras empresas podrían hoy acceder a capital baratísimo. Pero no solo no acceden, sino que por el cepo no pueden siquiera cancelar sus obligaciones actuales», explicó.

«Un país con cepo no puede crecer, porque mientras haya cepo», dice Sturzenegger

Las reservas del BCRA, en la mira

Las ventas de dólares por parte del Banco Central (BCRA) son una preocupación para las autoridades de la entidad y, también del Gobierno. El propio presidente, Alberto Fernández, dijo durante el fin de semana que las compras hormiga eran «un problema».

Si bien pocas horas después fuentes del Ministerio de Economía y el BCRA desmintieron que se esté analizando un ajuste adicional en el cepo cambiario, el debate se instaló en la opinión pública.

El foco de preocupación es el nivel de reservas, que cae por las constantes ventas del BCRA en el mercado cambiario. En lo que va de agosto, la entidad se desprendió de u$s554 millones por ventas a privados. En consecuencia, las reservas cayeron u$s225 millones y cerraron este martes en u$s43.161 millones.

En cambio, las reservas netas, es decir, aquellas que el organismo puede efectivamente usar para vender a privados (ya sea para atesoramiento o pago de importaciones y deudas) ya perforaron los u$s10.000 millones, según los cálculos de diversos analistas.

En ese marco es que muchos esperan medidas del BCRA para intentar frenar la sangría de billetes.

¿Cuánto poder de fuego le queda a Pesce?

Las estimaciones de reservas netas varían según el cálculo que se haga y los ítems que se descuenten (como oro, swaps de monedas y derechos especiales de giro con el FMI). Más allá de las variaciones, no obstante, los analistas coinciden en que están debajo de los u$10.000 millones y que es un nivel que preocupa.

En Ecolatina, por ejemplo, toman en cuenta el saldo neto de derechos especiales de giro, el oro y no restan la posición de futuros del BCRA. Así, estiman que las reservas netas están cerca de u$s9.700 millones.

No obstante, Matías Rajnerman, economista jefe de la consultora, alertó: «Las reservas netas cayeron casi 10% en un mes y la compra de dólar ahorro de junio fue equivalente el 7% de las reservas netas. En julio y agosto fue todavía mayor».

Un cálculo similar aunque algo más bajo hizo la consultora LCG, que también incluye la posición de oro y estima las reservas netas en u$s9.000 millones.

Por su parte, las proyecciones de Gabriel Caamaño, de Consultora Ledesma, indican que las reservas netas estarían en torno a los u$s8.200 millones. El economista aclaró que utiliza la misma metodología de contabilización que el BCRA para presentar información ante el FMI.

Finalmente, Portfolio Personal Inversiones (PPI) comparte la estimación más exigua, que no contempla los swaps ni los encajes bancarios por depósitos en moneda extranjera.

«Alcanzan a u$s7.238 millones (monto que varía dependiendo de pasivos del BCRA). Según nuestros cálculos, cayeron u$s861 millones (desde el 30 de junio), por tres diferentes conceptos: ventas al sector privado por u$s1.045 millones; operaciones del Gobierno (pagos intereses a organismos internacionales) por u$s361 millones; y otros conceptos, como el resultado de inversiones del BCRA que reflejan ganancias realizables y revaluación tenencias (oro) por unos u$s545 millones», apuntó PPI en un informe.


Related posts