Swap, energía, minería y alimentos: el plan de integración que Scioli les acercó a Lula y Bolsonaro

El embajador argentino en Brasil presentó un paper con propuestas para la relación bilateral a empresarios del país vecino, funcionarios del gobierno de Bolsonaro y al principal asesor en asuntos de política exterior de Lula. Financiamiento, energía, minería y alimentos, las claves del documento al que accedió Ámbito.

El rumbo que tome Brasil a partir del 30 de octubre cuando los electores decidan el próximo Presidente entre Lula Da Silva y Jair Bolsonaro tendrá un impacto directo sobre el futuro de la economía argentina. La trascendencia de las decisiones del principal socio comercial atraviesan una infinidad de aspectos. Así lo entienden en el Gobierno y es por eso que el embajador Daniel Scioli presentó a empresarios, funcionarios y candidatos un ambicioso plan de integración que incluye un swap de monedas, un acuerdo entre bancos públicos para incrementar el financiamiento, la firma de un nuevo memorándum en materia energética, inversiones conjuntas en el sector minero y el desarrollo conjunto del sector agroindustrial.

“Estamos frente a un nuevo contexto internacional y la crisis de la globalización requiere fortalecer la regionalización”, dice el encabezado del documento al que pudo acceder en exclusiva Ámbito. El texto, que contiene más de cincuenta propuestas para el futuro de la relación bilateral, fue acercado personalmente por Scioli a empresarios del país vecino, funcionarios del gobierno de Bolsonaro y a Celso Amorim, excanciller y hombre de confianza de Lula Da Silva en lo que concierne a la política exterior.

Uno de los ejes centrales del plan está en el plano financiero, donde se hace mención a un nuevo sistema de Moneda Local que contaría con una compensación a 90 días, donde se incluiría también el comercio de servicios. En la misma línea, se plantea un swap de monedas para el fortalecimiento de reservas y un acuerdo entre bancos públicos para financiar proyectos de infraestructura, inversiones, importaciones y exportaciones.

Cómo anticipó Ámbito, ya hubo gestiones entre los bancos centrales de ambos países para avanzar en una herramienta que permita financiar en moneda local al país que exhiba un déficit en el intercambio comercial bilateral. La idea de incrementar las exportaciones e importaciones en pesos y reales también es impulsada por la Unión Industrial Argentina, que meses atrás participó de una misión comercial organizada por la Cancillería.

Otro capítulo destacado es el que hace mención a la “integración energética”. Allí se procura la firma de un nuevo memorándum para el sector entre ambos países, el apoyo del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil para la construcción de un gasoducto que partiendo desde Vaca Muerta llegue hasta la frontera. Se contempla la venta de GLP y de gas en verano.

Esta semana, la secretaria de Energía, Flavia Royón, sostuvo un encuentro con su par brasileño Ricardo Marques en el que se analizaron distintos aspectos de la actividad sectorial. Según explicaron fuentes oficiales, “se avanzó en la posibilidad de ventas de electricidad en firme entre ambos países para obtener una planificación de largo plazo”. En ese sentido, destacaron que “antes de fin de año Argentina y Brasil culminarán la renovación del acuerdo sobre intercambio energético, que da una cobertura legal al comercio entre ambos países”.

Si bien la propuesta fue acercada a los dos espacios políticos que en los próximos días se disputarán el liderazgo de Brasil, está claro que el Gobierno apuesta a un triunfo de Lula para darle volumen al proyecto de integración en un contexto de alta volatilidad a nivel global. «La elección de Brasil es muy importante para Argentina, somos grandes aliados», dijo el embajador Daniel Scioli en Radio 10.

El texto al que tuvo acceso Ámbito también se refiere a la minería, En ese apartado, se destaca la posibilidad de abordar proyectos conjuntos en el litio para avanzar hacia la electromovilidad y puntualiza la intención de avanzar en inversiones conjuntas para la explotación del potasio en Río Colorado. Por otra parte, se refiere a la complementación de la agroindustria para presentar a ambos países como proveedores globales en la materia, eliminar barreras sanitarias y fitosanitarias, simplificar homologaciones y desarrollar bioinsumos en simultáneo.

El paper contempla además una serie de iniciativas en el campo de la industria, la ciencia y tecnología, el ambiente, la educación, la economía del conocimiento, la conectividad y la defensa, entre otros.

http://www.ambito.com/

Comparte:

Noticias relacionadas