La CGT pidió por Lula y contra bajar indemnizaciones

No era precisamente “un día peronista”. Bajo la lluvia y un frío desacostumbrado hasta pocos días antes, la Confederación General del Trabajo (CGT) volvió a evitar la tentación de alguna forma de concentración de masas y se recluyó en la sede de Azopardo para celebrar el “Día Internacional de los Trabajadores”, con la expresidenta Dilma Rouseff como invitada y la inesperada presencia del expresidente Eduardo Duhalde.  Uno de los triunviros, Héctor Daer, advirtió que “no cabe duda de que lo que le pasa a Brasil también nos pasa a los…

Leer más