La CGT tendrá una reunión clave para intentar que las peleas internas no deriven en una nueva fractura

La CGT se dobla, pero no se rompe. No es que sus dirigentes se hayan vuelto repentinamente militantes de la UCR, pero están en un momento inverso al que refleja la famosa frase de Leandro N. Alem. El acto por el 17 de Octubre dejó heridas internas que no van a cicatrizar fácilmente y esta semana será clave para medir la temperatura de su crisis: los miembros de la mesa chica de la central obrera se verán las caras el martes próximo para debatir no sólo la situación socioeconómica del país. La gran duda…

Read More