Tras otro desplante, la CGT toma distancia de Alberto Fernández y se lanza para la interna peronista de 2023

La designación inconsulta de Kelly Olmos hirió la relación. La central lanza el lunes una mesa con la que articulará políticamente.

Es una historia recurrente en la CGT: ¿cómo recuperar el poder político que se escurrió en las dos últimas décadas? Para colmo, se miran en el espejo de los movimientos socialescon cargos en el Poder Ejecutivo, que manejan cajas multimillonarias y tienen diputados, concejales, intendentes. La central obrera peronista, nada. Hay diputados de extracción sindical, pero ni uno orgánico de la CGT.

La última muestra de lo corrida que está de las decisiones fue la designación de Kelly Olmos como nueva ministra de Trabajo. Diferentes sectores cegetistas habían impulsado algunos nombres para el cargo. Héctor Daer, co secretario general de la CGT y quien se considera amigo de Alberto Fernández, le había propuesto que Marcelo Bellotti, actual número dos de la cartera laboral, fuera el nuevo ministro.

Pero el Presidente optó por volver a hacerle un desplante a la central sindical y nombrar a Olmos sin siquiera hacer la simulación de consultaba a los capos cegetistas.

Alberto Fernández en el Día de la Lealtad en la CGT, en 2020. Esta vez no lo invitan.

“El problema no es Kelly, que es una militante peronista. El problema es Alberto, que nos ignora por completo. En el balance, para él no existimos”, describe un poderoso jefe sindical.

El episodio de Trabajo dejó una herida profunda en los gremios. Tanto que en la mesa chica de la central dan por finiquitada la relación con Fernández.

Recuerdan que hace 17 días cenaron en Olivos y le volvieron a ofrecer al Presidente un sistema en el que respaldarse ante la debilidad y soledad política en la que se encuentra. Dos semanas después, Fernández volvió a ningunearlos.

“Ya está. Ahora, nosotros vamos a hacer nuestro propio camino”, apuntan en la conducción cegetista.

Con el alejamiento cegetista, el único sector del Frente de Todos que sigue abiertamente alineado con el Presidente es el de los movimientos sociales oficialistas. Los intendentes del GBA-Juan Zabaleta directamente acaba de abandonar el Gobierno– y los gobernadores peronistas también iniciaron su propio camino.

La decisión de éstos se profundizó aún más con el insistente rechazo del Presidente a suspender las PASO en 2023, una idea que impulsan a grito pelado los mandatarios provinciales.

En este escenario, la CGT realizará el lunes que viene el acto por el Día de la Lealtad en Obras Sanitarias. “Será sin políticos”, apuntaron. Una forma decorosa de dejar en claro que Alberto Fernández no podrá estar presente.

De acuerdo con fuentes sindicales, el Presidente y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro habían pedido ser invitados.

Pablo Moyano no estará en la mesa sindical que lanzan el lunes.

Será más que un simple acto conmemorativo de Perón. El lunes la CGT presentará el Movimiento Nacional Sindical Peronista, un polo desde el que se proponen articular políticamente en el peronismo de cara a las elecciones de 2023.

“Queremos tener consejeros escolares, concejales, intendentes, diputados provinciales y nacionales y senadores”, explicó una fuente sindical. “Que todos respondan a la estrategia de la CGT y no al dedo de quien los puso”, completó.

Gerardo Martínez, líder de la UOCRA, dijo ayer a Clarín: “Es la decisión más importante del movimiento sindical. En su red de presencia territorial nacional conformar el brazo político para participar en el próximo proceso electoral dentro del peronismo con candidatos propios”.

Luis Barrionuevo, jefe de los Gastronómicos, coincidió: “No nos vamos a quedar más esperando que los políticos se acuerden de la pata sindical. Directamente vamos a incursionar en lo que nos corresponde”.

Aroma a las 62

Aunque tiene tufillo a algo similar a las 62 Organizaciones Peronistas, en la CGT dicen que no es así.

“Las seis dos murieron con Lorenzo Miguel. Yo armé la Mesa Sindical Menem Presidente y metimos 15 diputados y a (Jorge) Triaca de ministro de Trabajo”, se jactó Barrionuevo. “Vamos por el poder. Tenemos cuadros, tenemos la estructura de los gremios y la logística. La vamos a hacer de pechito”, aseguró el gastronómico.

En el esquema que lanzarán no está Pablo Moyano. Pero hay dudas de qué hará su padre más adelante.

Este miércoles hubo una reunión en la UOCRA en la que la conducción de la CGTterminó de definir el acto. Estuvieron el anfitrión Gerardo Martínez, Barrionuevo, José Luis Lingeri, Andrés Rodríguez, Armando Cavalieri, Carlos Acuña y Héctor Daer. 

“No habrá ni bombos ni bandas. Solo dirigentes sindicales de todo el país”, detallaron. Pasarán un video del general evocativo del general Perón y habrá oradores.

https://www.clarin.com/

Comparte:

Noticias relacionadas