Una minería sustentable: actor clave en el desarrollo de Jujuy

Uno de los principales y más comunes cuestionamientos que se le realizan a la actividad minera está relacionado con lo que esta «derrama» o cuánto contribuye efectivamente en el desarrollo económico de una región. Al respecto los detractores de la actividad sostienen que la actividad minera solo deja un 3% en concepto de regalías mineras. Estos argumentos son tan poco ciertos como equívocos, al tiempo que desconocen las características reales de esta actividad, como así también de cualquier otro tipo de actividad industrial. El sector minero, además de ser parte de la historia de esta provincia constituye un claro movilizador de recursos económicos y un importante factor de desarrollo económico-comercial-industrial, no solo del país y las provincias sino también de los alejados parajes donde se realiza y en los que viven ciudadanos que no tienen muchas alternativas laborales a su alcance.

Con relación al tema económico es importante mencionar que la actividad minera genera pagos a los Estados Nacional Provincial y Municipales en concepto de Ganancias, Bienes Personales, IVA, Impuestos a los débitos y los créditos, impuestos a los combustibles, retenciones a las exportaciones, distribución de dividendos, tasas retributivas de servicios, canon de agua, canon de uso de áridos, e impuestos provinciales y municipales, entre los principales que podemos mencionar. A esta lista hay que agregarle además los impuestos laborales, es decir las denominadas «cargas sociales y aportes patronales» de todos los trabajadores de las diferentes empresas mineras y contratistas. Estos valores son muy importantes ya que la industria petrolera y la industria minera tienen los promedios salariales más altos de la Argentina.

Además de todo lo antes mencionado corresponde contabilizar también los impuestos que pagan las empresas proveedoras de bienes y servicios a la minería, al igual que sus trabajadores, en concepto de impuestos laborales, IVA, Ingresos Brutos y Ganancias.

Para tener una idea bastante aproximada pensemos que -a valores del año 2018-, el total de las empresas mineras radicadas en Jujuy compró insumos y contrató servicios por un monto de $10.500 millones, de ese total corresponde realizar para un mejor análisis el desglose que se muestra a continuación: compras al exterior, $1.085 millones; compras en Argentina, $5.100 millones (excluida la provincia de Jujuy); compras en Jujuy, $4.300 millones. A primera vista, se observa que casi el 90% de los productos y servicios adquiridos por las empresas mineras se realizaron dentro de Argentina y casi un 40% de ese total se invirtió de manera directa en empresas jujeñas (bienes y servicios).

En relación con las exportaciones (importante en cuanto generadora de divisas/dólares), la provincia de Jujuy generó exportaciones por valor de US$ 530 millones, de ese total US$ 340 millones los generó la industria minera, es decir que casi un 60% del total de exportaciones de ese año corresponden a la minería. Si a eso le sumamos que para el año 2025 y con las industrias mineras funcionando a pleno de su capacidad operativa, Jujuy prevé exportar recursos mineros por valor de US$ 1.300 millones.

La minería en Jujuy en 2019 erogó entre bienes y servicios (en el país y en el exterior) más de 25.000 millones de pesos, de los cuales 9.352 millones fueron erogados únicamente en la provincia de Jujuy, 10.328 millones en Argentina. Con respecto al empleo, entre empleos directos y contratistas, la actividad generó más de 4.914 puestos de trabajo, de los cuales son 2.140 directos y 2.774 empleados por contratistas. De universo 1.166 son empleados procedentes de las comunidades aledañas a los proyectos. La actividad solamente en salarios erogó más de 1.900 millones de pesos, solamente en salarios directos.

En 2019 los números sólo los proyectos de litio arrojaron los siguientes números de inversión: Sales de Jujuy, US$ 295 millones con más de 820 empleados (360 directos y 460 de contratistas); y Minera Exar, US$ 450 millones con más de 450 empleados (200 directos y 250 de contratistas).

El panorama nacional

Como mencionó recientemente el secretario de Minería, Alberto Hensel, hay que aprovechar el potencial minero de nuestro país, el cual podría perder dos tercios de la producción actual. «Argentina ocupa el sexto lugar entre los países con mayores recursos mineros con una superficie de potencial productivo 750.000 km2, de los cuales resta explorar más de 75%, sin embargo, el país no es un destino prioritario para la inversión minera». Es necesario «hacer frente a los desafíos que generan incertidumbre en el desarrollo de proyectos y eliminar las barrearas que reducen la competitividad de la industria a largo plazo».

En materia económica, nuestro país tiene identificados 329 proyectos para el desarrollo, de los cuales la puesta en marcha de los que se encuentran en estado avanzado supondría hasta US$ 30.000 millones y la creación de 100.000 empleos directos e indirectos, con exportaciones por más de US$ 11.000 millones al año.

En síntesis, hay que continuar fomentando el desarrollo de la actividad minera, el avance de los proyectos futuros, tanto en el país como en nuestra provincia y seguir trabajando en una minería sustentable, basada en los ejes del cuidado del medio ambiente, el desarrollo de las comunidades y de las personas que trabajan en cada proyecto.

Eltribuno.com


Related posts